Senza Remitente: El día que Frank Ocean se colgó en su mansión de Los Angeles leyendo Silvia de Gerard de Nerval. O el día que Nerval comprendió que lo suyo se trataba de una enfermedad mental y una obsesión patológica, que nada tenía que ver con el amor.

“Estas son las quimeras que en la mañana de la vida nos encantan y nos pierden. He intentado fijarlas sin mucho orden; pero bastantes corazones me comprenderán. Van cayendo las ilusiones unas tras otras, como las cortezas de un fruto, y el fruto es la experiencia.”

Gerard de Nerval

 

Bad luck to talk on these rides

[…]

I’m sure we’re taller in another dimension

You say we’re small and not worth the mention

[…]

But we’re so okay here, we’re doing fine

Frank Ocean

Resultado de imagen para frank ocean

Y bien, tomarás tus cosas

Y yo tomaré las mías

Y en la ventana estarán girando la estupidez

Y los autos y las bolsas de basura

en onda cíclica y caduca

para volver a postrarse en nuestra puerta (un buen día)

con el olor a miasma del pasado

pasado por las montañas de mierda que huelen a nosotros.

Que huelen a lo que vivimos

entre tantos juegos de luces

que en su momento fueron sombra

y después fotografía

y ahora son bruma

un archipiélago evocado por un alemán

y así te repetirás en mil imágenes

(Como un pinche cliché)

En sesenta máscaras

(como un pinche cliché)

que dirán:

Hola soy yo otra vez, mismo nombre y apellido.

Y yo amontonaré todas tus playeras, sudaderas, calcetines

suéteres y los souvenirs que dejaste en mi casa

y los empacaré en una caja de cartón

que dirá tu nombre

que dirá

el mismo nombre y apellido

que resonará como un eco

como los traumas que vuelven cuando no los llamas

como las narco-llamadas de extorsión

en otros nombres y apellidos de gente nueva

que será gente vieja, ante mis ojos cansados;

Pero, para entonces,

yo estaré mirando la televisión

con la sospecha

de quien mira una obra conceptual

de características auto-referenciales.

Y ni siquiera el Sorry de Justin Bieber repetido hasta su puta madre

En una fiesta de pubers

Ni el Réquiem Solemne de Do menor de Haydn

En una misa en Salzburgo

Me sacarán de la cabeza todos tus defectos

Que ahora, a la distancia

[compuesta no por los KM

sino por el silencio sepulcral]

me parecen buenos

como lo son también

las islas inofensivas

quimeras de cartas marinas

cuando uno, no las visita

en posición de náufrago

y sólo las imagina desde la ventana;

Pero, para ese entonces,

yo ya estaré en un país,

cuyo nombre ni siquiera puedo pronunciar

sin equivocar gramaticalmente el gerundio

intentando darme entender

con alguien que tiene

tu nombre y apellido

el mismo nombre y apellido que nada sabe ya de ti.

 

Y creeré que está bien que así sea,

porque, de todas maneras

ni siquiera canta con el mismo tono

a pesar de saberse de memoria

todas nuestras canciones

que le hice aprenderse para pensar en ti, Olimpia.

 

Anuncios

3 / Las llavez

DCIM100GOPROG0270999.JPG

I

Tantos colores

que somos

nosotros

conforme pasa el día

que es difícil

saber ya

bien a bien

qué color fuimos

en un principio.

II

Los libros

como el yogurt

deberíamos tirarlos.

2.1

Ya están caducos [los libros];

Como a la leche, inferimos

el oxígeno,

los echó a perder rápido [a los libros, pues].

2.2

Que absurdas son las bibliotecas,

tanto papel, me recuerda

que mejor deberíamos ir a un bosque.

2.3

Prefiero tararear, que hacer tarea.

Prefiero paladear, que apalear mi vida.

Hace mucho perdí las llaves.

III

Las llaves.

DCIM100GOPROG0190795.JPG

Solía en aquel tiempo

tener los señalamientos claros

de todas mis metas.

Solía, por mi cuenta pensar que la felicidad estaba allá

del otro lado

de la pantalla,

del planeta

tierra

quería ser la estrella, pero,

no de Belém,

de la pantalla grande pues,

el que apantalla en vez del que le quedan grandes

las tallas, pues;

Digo solía pensar en estar

allá, del otro lado,

pensar que esto solamente era un simulacro

el ensayo para las ligas mayores,

que allá del otro lado

estaba la vida

de los que visten serio, de los que

te hacen firmar los contratos grandes con

el imperio. Los meros, meros

los güeros

los que gozan de esos privilegios.

Solía, por mi cuenta,

inventarme historias

cuando nadie estaba,

Solía tallar en la tierra, mis pensamientos

bien adentro, ahí, carajo,

ahí, dónde nadie cava,

y con los audífonos puestos

con la cabeza cueva

escuchaba esos ecos de sirenas

que repetían lo que Frank cantaba:

Sí, mi hermano

todos y todas quieren,

no se hagan, Nikes (pero de los buenos)”

¡Ah!, pero el sueño, es sueño

como dijo Calderón, No Tego,

sino el de la Barca, el que no es mainstream

ni suena en los 40 principales,

sino el que acá

en la Academia, en cambio,

es marca asegurada,

ese que remarca: que la vida es sueño

y el “sueño es sueño

y a su vez,

el sueño es pobre

y reemplazo de ausencias.

Y digo, esta chido soñar, a veces,

aunque al despertar la realidad no tenga

clemencia

y se te baje el azúcar

y te cambie la frecuencia

cardíaca. Pero, pues acá, de este lado

¿que se la va hacer? cuando uno pierde las ganas

Cuando la poesía se auto sabotea y los poemas

abortan el sentido construido

a través de sus palabras,

que se le va hacer pues,

cuando los poetas achican el verso,

lo acortan, de los tobillos

como los pantalones de moda que ahora usamos

poemas zancos digo, que se re-usan,

que se reutilizan quiero decir,

aunque las palabras muchas veces se rehúsen

necias a encajar al 100,

que digo al 100, al K.

Solía en aquel tiempo pensar,

que tenía las llaves

de las puertas que abriría

en determinado momento.

Solía pensar que mi abuela no se moriría nunca,

Que los resfriados no entraban

por la boca,

ni por las fosas nasales

sino por la nuca

y que el truco estaba

en hablar bien con las personas,

interesarme en sus cosas

y dedicarme,

a ser ½ poeta y ½ relaciones públicas.

Solía, sí, hacer esto

pero, ya no.

Nel padre, se acabó,

llegué a mi límite carnal,

harto desencanto

y el empacho de escenarios

imaginarios ya me hartó. Ni más poetas

ni más chaquetas

de cuero negras

para este rocanrol.

Aquí ya rugió tigre, ya murió.

Así pues, como Rimbuad,

a marchar firme pa´l frente

sin los espejos retrovisores,

como la víbora de la mar

en las bodas;

Nada de voltear atrás

y caer Orfismos devastadores.

Nada de abrir los ojos en el fondo

de las albercas

sin los gogles.

 

Solía soler rutinas

las 24hrs de día

como la luna suele

salir en los descansos

del solar.

 

Ya no.

 

 

 

 

#Sismo

IMG-20170925-WA0012

Fotografía: Sofía Cala

Dice un post poético en Facebook que:

Están despareciendo
los lugares dónde fuimos felices.”

Dicen, pero, disculpa

yo ya no abro las redes

sociales. Para socializar

hablando de los escombros.

 

Dicen, mis amigos

Que ellos salieron ayudar,

“con picos palas y manos”,

el martes, miércoles y el jueves;

El viernes, en cambio

se reunieron para tomar unas cubas

y el sábado, otros tantos

se cruzaron

fumando mota con alcohol.

(Ah, pero el Domingo también ayudaron,

Con picos, palas y manos)

 

Dicen, que ya corren poemas

de escritores reconocidos

que habitan en Coyoacán

y cómics de amigos

que hablan, sobre

lo que está en boca de todos

desde el pasado 19 de septiembre.

(Y sí,

ya tienen sus likes

y respectivos comentarios

y admiradores.)

 

Dicen que Televisa,

armó un remake del caso Paulette

con una tal Frida Sofía

y que los ratings subieron

en las transmisiones especiales

del Colegio Rebsamen.

 

Hoy, incluso,

una maestra dijo,

parafraseando a Borges,

que “al destino le gusta la simetría”

por aquello de las coincidencias del 85 y 17

(Y algunos alumnos asintieron con la cabeza,

aplaudiendo la precisión

de la cita literaria con la realidad).

 

Y seguramente mañana,

para las campañas electorales

habrá “Santos niños héroes de Xochimilco”

en lugar de señalamientos con el dedo

a los espe-culeros inmobiliarios

y constructoras que hicieron edificios chafas

en complicidad con funcionarios corruptos y ojetes.

 

#TodosEstánHacinadosNoSólamenteEnLosCentrosDeAcopioSinoEnUnEnormeHashtagDelMomentum

 

& Digo, ojalá y fuera cierto,

que se cayó todo

que el Valle expurgó

con el parkinson de sus ríos entubados

la indiferencia de su gente

para volverse a construir, desde la raíz.

 

Digo que, ojalá y el luto,

durara más de 1 año

(al menos

una equivalencia proporcional

a los 200 anteriores,

que acaban de celebrar el pasado 15 de septiembre).

 

Ojalá, carajo

el silencio invadiera también las casillas electorales

los zócalos en las fiestas patrias, los festivales  privados

organizados por cerveceras

que promueven la enajenación de los individuos,

(tachosos, ¿me escuchan?)

los putos noticieros y las redes sociales.

(Por mero respeto a nosotros mismos).

 

No hay que caminar, solamente

a lado de los derrumbes

para levantar el puño y querer cerrar las bocas

de los imbéciles hipócritas

esos de los posts reflexivos

de las selfies y los tweets

esos que compran víveres

los lunes,

los martes,

los miércoles

y los jueves

pero, que sin embargo

reposan su “activismo social”

al igual que los burócratas

los fines de semana y los días feriados.

 

Por decir algo

Cada día, sólo en México, mueren siete mujeres a manos de hombres.

Entre 2007 y 2012 se perpetraron mil 909 feminicidios.

 

Por decir algo

A 10 años la guerra con el narcotráfico en México ha dejado

100 mil muertos y 30 mil desaparecidos

 

Por decir algo

Según las cifras del Consejo Nacional de Evaluación de la Política de Desarrollo Social, en el 2012, 11.5 millones de personas vivían en extrema pobreza en México, es decir, 9.8% de la población total.

 

Por decir algo

318 son las muertes por el #Sismo del 2017;

 

Digo solamente que:

“Toda herida de la humanidad,

es una herida nuestra.”

 

No chinguen pues,

se van a morder la lengua.

Double Decker Love

DCIM101GOPROG0431311.JPG

 

No te gusta comer comida rápida

porque después de un rato

te hace sentir gorda.

Y a mí también, pero

las ensaladas, tú y yo sabemos

son lo mismo que alimentarse de aire:

(Cosa natural, pero vacía)

como la alfalfa o el agua

que sobra en nuestros cuerpos.

Es bueno, por otra parte,

que me recuerdes de vez en cuando,

que beber Bonafont es mejor que el refresco

y que las Sabritas,

no son papas naturales, aunque el color de la bolsa

se parezca a la cáscara

de los vegetales.

 

Extraño, no por raro,

Sino porque me hace falta, aquel tiempo

cuando aún no me importaba mi salud

(ni la de mis padres)

(ni la de mis familiares)

Ahora despierto todos los días

Revisándome las encías,

los bajos

Intestinos

y los ingredientes del cereal.

 

Vámonos por una cajita feliz

o por un subway al subway.

A veces toca morirnos juntos, amor

Y comer pizza grande para dos

Once you go black…

Descarga libros, música y más en HIENAVOYEUR.ORG

Escrito por: Ronda T.J Harris

141111-stern-kim-tease_sf3s1o

Sara

fue quizá

la más famosa de por lo menos

2 esclavas

de la etnia

khoikhoi, O

joi joi

que los holandeses solían denominar como

hottentot  (termino que

significaba ‘tartamudo’

y era más o menos peyorativo,

para referirse a los khoi khoi) ;

Al estilo de la mujer barbuda

fue exhibida en Europa

como atracción secundaria circense.

 

Al poco tiempo

Se convirtió en objeto de deseo

y víctima de continuos abusos.

 

En Londres,

era obligada a desfilar desnuda

en una plataforma de dos pies de altura

y obedecer a su guardián

cuando éste le ordenaba cómo “actuar en el escenario”.

 

En París,

fue expuesta

por un domador de fieras

durante quince meses.

 

Por un pago extra,

los espectadores tocaban o picaban

sus exuberantes glúteos,

o grandes nalgas

producto de la esteatopigia,

(excesiva acumulación de grasa en esa área)

característica común de su tribu natal,

con el fin de comprobar que no había truco

mágico

detrás.

 

William Dunlop presentó un contrato

que ella había firmado

en que demostraba que Sara

participaba voluntariamente

en estas prácticas.

 

(Hasta el día de hoy se duda

que Sara realmente haya conocido o firmado

aquel documento.)

 

Ya perdido el interés

en el show, Sara

fue forzada a

prostituirse.

 

Sola,

Enferma,

alcohólica,

falleció el 29 de diciembre de 1815

a los 25 años.

 

La portada de la versión impresa

Invierno 2014

de PAPER Magazine

#BREAKTHEINTENET

exhibe a

Kim Kardashian

con las tetas

y el culo

aceitado,

al aire.

 

Las fotos corren a cargo

de Jean-Paul Goude

y fueron tomadas en París.

 

Kim orgullosa del trabajo,

reveló un adelanto pocos días antes

de su publicación oficial

en Instagram;

Recibió

984.8 mil Likes

240.6 mil comentarios.

Actualmente reside Hidden Hills, California.

 

(EL PARAÍSO. Editorial BlackSuits On; 2015)

David Hockney´s eye balls. Daily Placebo

maxresdefault

Sigo bebiendo de más.

De vez en cuando, me canso de estar del todo presente.

A veces el cuerpo
puede llegar a ser una vasija griega,
valuada a buen precio,
a medio llenar;
Y otras, sólamente
un vaso enano de jarabe rojo y espeso,
un Yakult.
Mi mujer seguirá
arrancandome pedazos de carne
con los dientes
hasta saciar su hambre y yo,
me seguiré derramando en el borde de sus labios pintados
por los colores del apocalipstick.
Es cierto que el agua embriaga
en días como éste.
Cuando las nubes cuelgan de grúas.
(Y las grúas suenan a sirenas)
Black cranes in the sky
¿no es cierto?
Por ahora,
otro dream penthouse satisfacción, my sweet darling
y el reposo de de la espuma que marca la arena.
Por ahora,
será mejor renunciar las veces que sean necesarias, my dearest lover, para volver a ser empleados en cubículos de nuevos nombres.
Construirnos para quebrarnos en la punta como las olas.
Sigo bebiendo de más (y a solas).
Por eso encima de los tatuajes
de mi párpados cerrados,
se puede percibir el cálido ambiente
de las albercas sin cloro en las casas de L.A
poolside convooooo
and inside the pillows
across the window
in between the shadows of the willow
there will be blues glimpses.

YA ESTÁ DISPONIBLE EN TIENDAS: SILVERIO (siete canciones y una oración)

portadacalzonrojo

La primera vez que la vi, fue un viernes a la 7:00 am….

Tenía el cabello pintado de rojo y un abrigo hípster de patrones que más tarde, me enteraría había comprado fuera del país, específicamente en Lyon. Es muy posible que me equivoque en la forma en que venía vestida, pero, de cualquier manera, así la recuerdo y eso es lo que importa. La primera intervención que tuve en su vida (la intervención más clara y que ambos convenimos en recordar) fue cuando le pregunté por una prima inexistente con el mismo apellido, con el pretexto de poder tender un puente entre nosotros , un vínculo, cualquiera que éste fuera. De ahí en adelante, el hielo roto por esa estúpida pregunta, sería la puerta de entrada para poder forjar un lazo, que comenzaría primero como una amistad y después como un amor (muy rojo)..

Hay historias que son así, simples.

Pero también, precisas y atinadas.

SILVERIO es muchas cosas, pero sobre todo es un chiste local nacido de un coqueteo.

-“El baile con el perro”-  Una provocación a las buenas formas, una tanga roja de aborigen primitivo y su grotesca forma de “ser” dentro del mundo. Un DJ gritando: ¡Que pedo pinches perros! – y todo mientras se saca los huevos e insulta a su público.

Un chiste volcado a ti mismo que pagarás por ver. Porque el humor, hace reír y en la risa, es más fácil abrir la boca y con ello, introducir una cucharada de amarga realidad.

Escribe Sofía Cala (Sofía Cándano) en la contraportada del libro: “Silverio es un poemario de amor y luto”

El recorrido a través del fantasma de la perdida, el infierno de la ausencia definitiva, el reconocimiento de la muerte con su presencia totalitaria (hablo de la desaparición de mis dos abuelos en menos de dos semanas.), la postura fascista de ésta, la muerte, en contraposición con el tiempo. El luto, el silencio, la falta de diálogo; la posterior y aparente aceptación de la muerte y la paz que solemos tener al final, cuando ya no nos queda de otra.

Pero no sólo eso.

SILVERIO también es el concilio de un amor en pleno florecimiento o como diría Efraín Huerta: “un amor que tuvo su origen / y en un principio no era sino un poco de miedo / y una ternura que no quería nacer y hacerse fruto.” Es la complejidad del compañerismo y la confianza, el sacrificio y el ritual de sanación que contienen las palabras. Palabras que muchas veces conjuramos en la ligereza de un “te amo”, sin saber la potencia que su dosis representa.

Es el reconocimiento del Yo en el Otro. La belleza de la co-dependecia y de ser en buena parte, carne y alma de la persona que amas.

SILVERIO fue concebido en la selva, lugar dónde todos nosotros (ratones de ciudad), nos tornamos más vulnerables por nuestra sensible domesticación. Es la salida de la zona de confort, para adentrarse a los peligros de las plantas venenosas, los mosquitos y uno que otro jaguar. Es pisar el lodo por primera vez. Es palpar el trópico, su humedad. Fuera de repelentes y guantes. Sentir.

SILVERIO es el Dj mexicano, motivo del chiste local mencionado al principio. Con su tanga roja y sus testículos de fuera y el sudor asqueroso que emana, mientas provoca a su audiencia. Audiencia que se deleita al ser insultada como si el slam del concierto, fuera su porpia catarsis.

SILVERIO es su nombre, el apelativo de lo silvestre,  el hombre salvaje, el de la selva. El reto de lo no civilizado. El Caliban y el caníbal de nuestra inmanencia.

Es la poesía chafa, superficial, el “rap” tan criticado por la “literatura” y el linchamiento de los poetas del colectivo Bala Fría. Es no tomarse tan en serio, lo serio.

Pero tampoco se trata de perder responsabilidad. Es compromiso, constancia. Es un sueño que nació en un Sanborns de la Narvarte, leyendo“Ahauob” entre desconocidos que más tarde se convertirían en amigos. Es la caída de los ídolos y el surgimiento de nuevos.

SILVERIO son casi 70 hojas de canciones y una oración, acompañadas de los trazos de Santiago Moyao.

Es, sin duda, el experimento del autor y el ilustrador: el intento por buscar mediar un diálogo poético entre dos disciplinas a partir de la percepción personal del poema.

Es el resultado de esta apuesta y de muchas más.

Es también y sobre todo, el nombre de Sofía Cándano, mi novia, mi compañera incondicional, mi amiga, mi Negra, personaje principal de la obra y persona con quien comparto aquel chiste local del principio, hasta hoy en día.

Son las noches, las piernas cansadas en lecturas de poesía malas y peores, el ruido rasposo de la bocina, el molesto olor a cigarro que la enferma de vez en cuando y las ganas de seguir tupiendole siempre en contra de todo pronóstico.

Por que lo nuestro es un ritual, en el que cada poema es una invocación.

SILVERIO es el inicio.

Apenas el esbozo de lo que será la poemusik en los próximos años.

Es despegue y origen.

Punto de encuentro en cualquier terremoto.

Y detrás de esos calzones rojos de la portada, están todos: Amigos, familiares, poetas, locos, la influencia de ellos en mi vida y  la mía, en la de ellos.

Y detrás de las palabras está el agradecimiento, de existir,  de poder respirar con el estómago lleno de azul (“y los globos multicolor en la cabeza”).

Porque es cierto, que la gratitud es la memoria del corazón y la gratitud no se dice, se canta.

DOS.

SILVERIO: (SIETE CANCIONES Y UNA ORACIÓN)

 YA ESTÁ DISPONIBLE EN LOS SIGUIENTES PUNTOS

*La Roma Records Álvaro Obregón 200 Bis1, Col. Roma, Cuauhtemoc.

*Librería Icaria (Escuela Mexicana de Escritores) Calle Pitágoras 446, Narvarte Poniente

*Marabunta (Barra de café+Librería) Miguel Ángel de Quevedo 485c

*Wiser Books & Coffee Morelia #76, Roma Norte

*AEROMOTO (Biblioteca Pública) Calle Venecia 23, Juárez.

*Foro Shakespeare Calle Zamora 7, Cuauhtémoc, Condesa.

*Café Son (Villa de Cortés) Javier Sorondo y Leopoldo Lugones, Colonia Iztaccihuatl.

*Biblioteca Francisco Xavier Clavigero Prolongacion Paseo de la Reforma 880, Lomas de Santa Fe.

Envíos:

Mono Ediciones (Sitio oficial)

edicionesmono@gmail.com

TRES.

El material extra lo puedes encontrar en SILVERIO (Videos oficiales) Youtube y en SILVERIO (Soundtrack Oficial) Soundcloud

Gran parte de este material tendrá su primera presentación en el Festival Verbo de la Ciudad de México.

Próximas fechas se anunciarán pronto.

The number you are trying to reach is not available.

ef2e54be1816e059ff787afdc79eeec8

Primer acto.

[Sale a escena]

Rafa: ¡Salud!

¿Traes Kleenex o te presto?

Opciones de respuesta:

  1. Puro contagio contigo, mai.
  2. Como líneas de fuga: el moco de la gripa que cargas, es, a mí parecer, devenir e intensidad. {idea sin respuesta} Con todo respeto, mai.
  3. Con los rostros bien máscaras africanas, toca mirar al sol esta noche ¿como ves?

Sale Rafa.

Entra Angélica, con un megáfono.

Dice / grita: Ey, my love, toca mirar al sol y hacerle frente a los binarios que estructuran el orden social [de nuestras casitas del árbol]: IMAGINARIAS.

[risas del público]

Puntualmente.

Sin comas, ni espacios.

Reafirma, Angélica.

[aplausos, del público]

Ey, my love, ¿comprendes? hemos crecido con dolor en las rodillas y la hemoglobina en niveles capaces de intimidar al amor. Pero aún nos decimos [Te amo] a pesar del peso de los insultos. Y los bultos que traíamos cargando cuando nos subimos a la moto por vez primera [Sic.] & NO HAY INDULTOS [no] para los pecados cometidos [P2] Las deudas se pagan + caro con la terminal de la conciencia [aunque no hay decencia acumulada que no sane la inclemencia del] [deseo]=Puro contagio. Como la malaria y las líneas de fuga que escapan [culeras] de nuestro control. Así el amor y las ciencias ((y las otras reglas, las otras reglas)){Cantas}. Al final [digo] todo se reduce a [eso] [¿o no?]= durante años habitamos hoteles que eran el estómago de un animal sagrado y hoy no toca salir por la puerta trasera.

Fin de escena.

[Voz en OFF]

Sin aplausos, ni laureles.

[Entra luz de Leekos]

A(Diós)

Una mano se ondea como las banderas con la brisa del mar.

[Fin de escena alternativo.

Patrocinado por Warner Bros.]

}…….044(55)….{

Razones por las que no podrás dejar de escuchar el -22 a MILLION- de Bon Iver (si te consideras 1 ser humano de tu tiempo.)

2016-10-bon-iver-22-a-million-analysis-graphic-12

Por Fernando Rasé.

I

Como sucede comúnmente con los discos, i phones películas de cine, conciertos, series de televisión, (¿libros todavía?),  tenis,  apps,   o cualquier material vigente pensado como un producto ideal para el consumo masivo, sabemos que el aura previa alrededor del lanzamiento  al mercado (del producto en juego) suele  estar rodeado por la frenética expectativa mundial y el morbo mitológico fabricado por el imaginario de ese público ansioso y sus inevitables ganas de tener al “bebé” tan anunciado en  todos los medios, al alcance de sus manos

Este hecho, aunado a las tremendas campañas publicitarias que no sólo sirven de prótesis para el producto, sino que  muchas veces lo inflan intolerablemente hasta el punto de  crear expectativas mucho más  altas de las virtudes reales que terminará por ofrecernos, llevan al consumidor a sentirse defraudado por la excesiva dosis de trailers, previews y teasers devorados con casi un año medio de anticipación en redes sociales y todos tipo de propaganda.

Uno ejemplo perfecto de esto, es el reciente anuncio de la película Tranispotting 2 (promocionada un año antes de su arribo a la salas de cine) o el fracaso que significaron para los fans, películas como  Suicide Squad  (o el mismo personaje del Joker) en la que el propio Jared Leto terminó por deslindarse  de la deplorable entrega justificando: que Warner  lo había truqueado con el planteamiento inicial que le habían propuesto y que pensaba que sería un proyecto mucho más artístico, entre otras cosas…

En todo caso, el tema aquí, no es el de discutir si la expectativa inflada o no, es una herramienta imprescindible del mercado o si bien puede valer la pena o no. Sino señalar  el caso pelicular y positivo de dos artistas que utilizaron este medio para fines más allá de la industria de la grandes empresas, sino para sus propios fines estético-artísticos; Estoy hablando del nuevo album  -Blond- de Frank Ocean y el -22, A million- de Bon Iver ambos pilares de una generación que comienza a marcar un parteaguas en la forma de relacionarnos con el producto musical.

Tanto Frank Ocean, como Bon Iver, ausentes de material nuevo desde el 2012  han encontrado una vertiente abierta en la industria musical, trazada por maestros del marketing y la influencia mediática  como Kanye West; Con ello, no sólo se han deslindado de la grandes disqueras, sino que han creado su propia “industria” a partir del internet, el “mito” y un trabajo sólido y profundo (que no por ello olvida sus influencias pop).

Y aunque Warhol ya predecía estos cambios desde los 60´s  y buscaba que ampliar un mercado de consumo para el Pop Art (pensemos en aquel disco de Velvet Underground & Nico con el plátano  de Warhol que ahora podemos encontrar en playeras, estuches escolares, gorras o pins hipters) es hasta ahora, que las posibilidades de la tecnología nos permiten involucrarnos en más de una forma con  el arte-producto que recibimos como consumidores.

Frank Ocean lo sabe bien y se ha lanzado al ring con su disquera – editorial- productora: Boy´s Dont Cry para ofrecernos no sólo su nuevo álbum (Blond, 2016) en máquinas expendedoras, sino un combo total (¿algo  de todo esto les recuerda Mc Donalds?) integrado por un Fanzine de colección (tamaño de libro decorativo)  con poemas (uno de ellos escrito por Kanye West), textos y fotografías en un empaquetado plateado que nos hace pensar en que todo el “arte”  creado por Frank Ocean, al igual que cualquier producto comerciable (papas, chicles, zapatos, autos..) es posible vender.

01-frank-ocean-pop-up-2016-billboard-1240inside-frank-ocean-boys-dont-cry-zine-1_zps9xqcrzrh

Lo innovador aquí, no es que Frank Ocean “venda” su música como un producto (Bieber, Selena Gomez, Calvin Harris y demás artistas pop lo hacen también…), sino que Ocean haya roto relaciones con la disquera Def Jam Records y tal cual, artesanal  e industrialmente vaya creando un producto freelance que no sólo involucre música, sino que abarque otros campos, como el de la fotografía o en este caso, la literatura y el ámbito editorial.

En ese sentido, Frank Ocean imitando a Kanye West o Radiohead, busca ampliar su “arte” a otros rubros de manera independiente. Su multidisciplinariedad lo coloca como una verdadera artista que no resiste al capitalismo sino que lo convierte en su aliado.

No olvidemos que esto solamente se reduce al producto “físico” en venta. Y cuando digo “físico” me refiero a los CD´s específicamente;  Excepto por los viniles y los cassetes que se han vuelto elementos de culto y colección,  el mercado del producto físico en el ámbito musical cada vez va perdiendo más vigencia y es que hoy en día ya casi nadie compra discos. El internet y las plataformas que se encargan de streaming como Spotify  o soundcloud han superado este mercado.

Y es que ya que nadie se quiere casar con los productos; Así como nadie quiere comprar una casa, o un DVD, la gente busca poder vivir la experiencia a través de la renta, una utilidad en base al alquiler que te permite disfrutar  de tu producto sin tener que ser propietario o cargar una responsabilidad de compromiso total con lo que se consume.

bon-iver-photo-credit-j-scott-kunkel

De esa necesidad parten Frank Ocean y Bon Iver, preocupados por regenerar una expectativa de su trabajo; El “arte” del álbum, la ideología, los símbolos, el “empaquetado” y el “contenido” son  producidos cuidadosamente con una calidad que busca  re construir a un consumidor que no sólo sea un eso, un consumidor,  sino un discípulo arraigado a las creencias de lo que el arista está proponiendo:

El fan entonces, se convierte en discípulo creyente.

Es ahí, donde Kanye West se convierte en un visionario, desde su producción teatral y escénica en conciertos (influenciada por Alejandro Jodorowsky) o su trabajo semi-cinematográfico (podemos encontrar el Dark Twisted Fantasy  entrero en Youtube) hasta su propuesta ideológica expuesta por el mismo Kanye y sus influencias en el mundo de la moda, más allá de su música, el rapero nos da muestra del performance consciente y continuo (pensemos en su matrimonio con Kim Kardashian)  que debe realizar el artista dentro del voraz Hollywood y su efecto en el espectador.

Pero vayamos paso a paso.

II

Bon Iver antes de lanzar el 22, A Million,  creó una campaña en la que (al igual que Depeche Mode con sus llamadas  del “Personal Jesus” con el  Violator o Arcade Fire con su símbolo del Refelktor) adelantaba con signos y símbolos literalmente, la poética de su nuevo álbum.

Incluso en México en la Casa Picnic se hizo un evento donde se otorgó un preview del álbum  días antes del lanzamiento oficial. Esta expectativa venía de la mano con videos en Instagram donde se mostraban hojeadas de un libro que contenía todo el arte del disco, acompañados con lyric videos en youtube de sus respectivos singles y grafittis gigantes en los muros de diferentes ciudades del mundo (Los Angeles, Paris, Londres, Sidney, Mexico…)

casa-picnic-bon-iver

Para cuando el álbum había sido liberado: todos los discípulos estaban más que dispuestos a escucharlo y a hacerlo suyo (el mismo efecto surgió con aquel Random Acces Memories de Daft Punk por allá del 2013).  Los tickets de los conciertos estaban Sold Out y ahora lo único que faltaba es que no explicaran bien, que es lo que en realidad  estábamos consumiendo, ya que lo teníamos, nos gustaba (quizá por una misma inercia mercadológica) y ahora que era nuestro, no sabíamos bien del todo cuales eran sus potenciales contenidos.

El arte de Bon Iver y de Frank Ocean, como la de tantos otros artistas (que ya he mencionado con esas características)  nos ha penetrado violentamente a través de su impecable persuasión, pero quizá esta vez, a diferencia de los comerciales infectos de Coca Cola, Sabritas u otras marcas similares que han moldeado nuestro deseo y pensamiento  de consumo capitalista, estos artistas se han colado para ofrecernos una nueva perspectiva del arte.

Deleuze &  Guattari, por ejemplo, hacen referencia en su libro Rizoma a un estudio donde se explica  que “la información genética de un organismo podría ser transferida a otro, a través de los virus.” En ese sentido, la propaganda con la que fuimos bombardeados previamente, la expectativa generada, es ese “virus” que los artistas más influyentes de nuestra época han comprendido se generaba a través de la relación marketing – consumismo y lo han resuelto de la misma manera para su propios fines estéticos.

Si buscamos en Youtube podemos encontrar diferentes versiones del lyric video de la canción “8 (circle)” de Bon Iver. Estos videos no sólo están en su lengua original (el inglés) sino con traducciones al español, japonés y muchas más. Lo cual nos habla de un producto pensado para su consumo global.

También dentro de los videos de Bon Iver (para ser más preciso, en el “8(circle)”, otra vez) se pueden apreciar influencias literarias de la poesía concreta practicada en Brasil en los años 50´s por poetas como Haroldo de Campos que proponían que lo visual y espacial tuvieran el mismo nivel de importancia que la rima y el ritmo en la poesía lírica:

Asimismo,  si nos detenemos a observar a detalle se puede hallar la propuesta de Mallarmé para leer su poema “Un juego de dados jamás abolirá el azar”  en relación a la letras de la canción, es decir, en los videos, la dinámica invita a una lectura tanto vertical como horizontal de la oraciones conformadas a partir del orden las palabras en constante movimiento. Lo que nos abre la posibilidad  de encontrar más de un sentido a los lyrics que se están proyectando.

david-pdf08-1

Sumemos además, que todo el disco está lleno de símbolos, los cuales nos remiten significantes alegóricos renovados, (una técnica medieval para transmitir conocimiento). La alegoría, como sabemos,  pretende dar una imagen a lo que no tiene imagen para que pueda ser mejor entendido por la generalidad. Dibujar lo abstracto, hacer símbolo lo que solo es conceptual. Y esto, claro, obedece a una intención didáctica.

Acá un ejemplo de símbolos medievales:

11667980-s-mbolos-her-ldicos-y-las-cruces-foto-de-archivo

Otro ejemplo de esto,dentro del albúm, es el símbolo “peace  & love” trazado a partir de dos amantes haciendo el amor:

20160930_010054_10291_956315

Aparte del otro millar que aparecen en la portada del álbum. Y digo –millar- de símbolos porque a eso va el título del nuevo disco de Bon Iver.

En una conferencia de prensa explica Justin Vernon que el “22” no sólo representaba una dualidad, dividida dentro de sí en otra dualidad y así hasta infinitamente:

22= 2+2= II+ II= I+I

Sino que también era su número favorito y por ende el que lo identificaba. De ahí también que uno de los símbolos principales sea la dualidad del Yin y el Yang:

592617e90a52c31a1e815e4b7fb37891-1000x1000x1

Partiendo desde ese análisis, “22, A Million”  se convierte en una alegoría de  Justin Vernon (vocalista de Bon Iver) y “el mundo”.

Justin  es esa dualidad  (“22”) que se encuentra -de lado- al millar  (“A Million”) de símbolos que conforman al mundo. La codificación, los números, la cantidad de símbolos,  los signos que construyen palabras y dan títulos a las canciones, son una construcción mimética  y algorítmica de todo lo que nos rodea:

22 (Over Soon)” is stylized as “22 (OVER S∞∞N)”.

10 (Death Breast)” is stylized as “10 d E A T h b R E a s T ⚄ ⚄”.

715 (Creeks)” is stylized as “715 – CR∑∑KS”.

33 “God”” is stylized as “33 “GOD””.

#29 Strafford Apts” is stylized as “29 #Strafford APTS”.

666 (Upsidedowncross)” is stylized as “666 ʇ”.

21 (Moon Water)” is stylized as “21 M◊◊N WATER”.

8 (Circle)” is stylized as “8 (circle)”.

45″ is stylized as “____45_____”.

1000000 (Million)” is stylized as “00000 Million”.

Ese “A Million” alegórico del título lo integran los pobladores del planeta tierra, su numeración dentro de la estructura social, el esqueleto las ciencias cuánticas, la fórmulas químicas, los conceptos numéricos de la biología o incluso la data web, ese espacio virtual que nosotros hemos creado de tal manera que hoy funge como espejo de lo que llamamos el mundo real.

Visualmente, algunas tomas de los videos como 29 #Strafford APTS” o “____45_____”; nos remiten al “post internet” art que busca una manera de explorar los efectos de internet offline a través del arte e incorporar el lenguaje propio de internet dentro de un discurso pictórico y a  las técnicas que  el realizador francés Jean Luc Godard emplea en su última película “Adieu au langage” (Adios al lenguaje, 2014)  en las que utiliza una amplia gama de imágenes y efectos que exploran el Low-Fi en oposición del Hi-Fi que obsesiona a tantos directores y espectadores contemporáneos.

Siempre jugueteando entre lo visual y lo sonoro, notamos ese mismo gusto estético por  el Low Fi  audio, usado frecuentemente por la corriente de hípster retro folk que tuvo su auge hace no mucho tiempo con discos como el “For Emma For Ever Go” (otro disco de Bon Iver) y artistas como Tallest Man on Earth o Devendra Banhart. La calidad del audio conscientemente baja, quiebra por momentos las palabras que Justin Vernon canta  (ejemplo: sub-find / fuckified / astuary) y las transforma en neologismos poéticos concebidos por el apareamiento de dos palabras aparentemente disímiles que renuevan el lenguaje, motivo por el cual, poetas como Rimbaud (autor de la “Alquimia del Verbo” siglo XIX) estarían dándole más de una palmada de aprobación en la espalda a Vernon.

E.E Cummings es otro que se une al cuadro literario.  Cummings es mejor conocido por sus poemas que rompen con toda estructura, incluyendo usos poco ortodoxos de las mayúsculas y la puntuación, en la que los puntos y comas podían incluso llegar a interrumpir oraciones y hasta palabras. Muchos de sus poemas también están escritos sin respeto a los renglones y los párrafos y algunos no parecen tener pies ni cabeza hasta que no son leídos en voz alta.

Al igual que Cummings, Bon Iver se inclina por su gusto a los estilos –vanguardistas- y la tipografía inusual, pero retoma una tradición de la canción americana (¿alguien llamó a Bob Dylan?). De hecho muchas de sus canciones podrían funcionar como sonetos (formato que a su vez Cummings utilizaba para la mayoría de sus poemas) y tanto la poética de Cummings como la de Bon Iver frecuentemente disertan sobre  temas del amor y la naturaleza, así como la sátira y la relación del individuo con las masas y el mundo.

¿Coincidencia?

El álbum de Bon Iver parece convertirse en un universo complejo que se interroga las máximas existenciales del ser humano “Philosophize your figure/ What I have and haven’t held” ((8 (circle), Bon Iver) y  Re-visita motivos religiosos  en canciones como –GOD 33- instigado por la urgencia de un  guía espiritual, en la que nos es imposible no crear relación con ese tono góspel influido por la cultura afroamericana que también nos trajo el jazz y el hip hop elementos que forman parte esencial de la receta del –“22, A Million”- disco con tonalidades “foltrókicas” que acude a mecanismos como el  sample,  elemento característico de la música electrónica y el hip hop,  que forman parte fundamental de toda una corriente de músicos como James Blake, Jaime XX, Kanye West, Frank Ocean (volvemos al  “Blond”) que sostienen  sus composiciones bajo este recurso.

Pithcfork  lo explicaba en la reseña del In Colour:

The sampler is a memory machine. This is true in both the literal sense—memory is one of the device’s key specs, measuring how much sonic information it can hold in its “mind” at once—but also as a metaphor. When you capture and play back a sound, transposing it to a new context, you are “playing” the memories that have attached themselves to the original piece of music as much as you are playing a particular piece of sound.” (Mark Richardson)

Esta máquina de la memoria (el sampler), donde una voz que no es la Vernon (y por supuesto pertenece originalmente otra canción) es repetida como un coro totalmente descontextualizado de su lugar de origen y recobra (como una “cita” o un recuerdo) un significado distinto al de su escénica innata, nos invita a ser partícipes de este collage musical, espacio donde ya los días no tienen número.

O como cantaría Fionn Regan en su canción Abacus,  sampleado en el  00000 Million

“Where the days have no numbers…”

y es que, ¿no es ahí, dónde ya desde hace mucho tiempo  queremos ir?