Razones por las que no podrás dejar de escuchar el -22 a MILLION- de Bon Iver (si te consideras 1 ser humano de tu tiempo.)

2016-10-bon-iver-22-a-million-analysis-graphic-12

Por Fernando Rasé.

I

Como sucede comúnmente con los discos, i phones películas de cine, conciertos, series de televisión, (¿libros todavía?),  tenis,  apps,   o cualquier material vigente pensado como un producto ideal para el consumo masivo, sabemos que el aura previa alrededor del lanzamiento  al mercado (del producto en juego) suele  estar rodeado por la frenética expectativa mundial y el morbo mitológico fabricado por el imaginario de ese público ansioso y sus inevitables ganas de tener al “bebé” tan anunciado en  todos los medios, al alcance de sus manos

Este hecho, aunado a las tremendas campañas publicitarias que no sólo sirven de prótesis para el producto, sino que  muchas veces lo inflan intolerablemente hasta el punto de  crear expectativas mucho más  altas de las virtudes reales que terminará por ofrecernos, llevan al consumidor a sentirse defraudado por la excesiva dosis de trailers, previews y teasers devorados con casi un año medio de anticipación en redes sociales y todos tipo de propaganda.

Uno ejemplo perfecto de esto, es el reciente anuncio de la película Tranispotting 2 (promocionada un año antes de su arribo a la salas de cine) o el fracaso que significaron para los fans, películas como  Suicide Squad  (o el mismo personaje del Joker) en la que el propio Jared Leto terminó por deslindarse  de la deplorable entrega justificando: que Warner  lo había truqueado con el planteamiento inicial que le habían propuesto y que pensaba que sería un proyecto mucho más artístico, entre otras cosas…

En todo caso, el tema aquí, no es el de discutir si la expectativa inflada o no, es una herramienta imprescindible del mercado o si bien puede valer la pena o no. Sino señalar  el caso pelicular y positivo de dos artistas que utilizaron este medio para fines más allá de la industria de la grandes empresas, sino para sus propios fines estético-artísticos; Estoy hablando del nuevo album  -Blond- de Frank Ocean y el -22, A million- de Bon Iver ambos pilares de una generación que comienza a marcar un parteaguas en la forma de relacionarnos con el producto musical.

Tanto Frank Ocean, como Bon Iver, ausentes de material nuevo desde el 2012  han encontrado una vertiente abierta en la industria musical, trazada por maestros del marketing y la influencia mediática  como Kanye West; Con ello, no sólo se han deslindado de la grandes disqueras, sino que han creado su propia “industria” a partir del internet, el “mito” y un trabajo sólido y profundo (que no por ello olvida sus influencias pop).

Y aunque Warhol ya predecía estos cambios desde los 60´s  y buscaba que ampliar un mercado de consumo para el Pop Art (pensemos en aquel disco de Velvet Underground & Nico con el plátano  de Warhol que ahora podemos encontrar en playeras, estuches escolares, gorras o pins hipters) es hasta ahora, que las posibilidades de la tecnología nos permiten involucrarnos en más de una forma con  el arte-producto que recibimos como consumidores.

Frank Ocean lo sabe bien y se ha lanzado al ring con su disquera – editorial- productora: Boy´s Dont Cry para ofrecernos no sólo su nuevo álbum (Blond, 2016) en máquinas expendedoras, sino un combo total (¿algo  de todo esto les recuerda Mc Donalds?) integrado por un Fanzine de colección (tamaño de libro decorativo)  con poemas (uno de ellos escrito por Kanye West), textos y fotografías en un empaquetado plateado que nos hace pensar en que todo el “arte”  creado por Frank Ocean, al igual que cualquier producto comerciable (papas, chicles, zapatos, autos..) es posible vender.

01-frank-ocean-pop-up-2016-billboard-1240inside-frank-ocean-boys-dont-cry-zine-1_zps9xqcrzrh

Lo innovador aquí, no es que Frank Ocean “venda” su música como un producto (Bieber, Selena Gomez, Calvin Harris y demás artistas pop lo hacen también…), sino que Ocean haya roto relaciones con la disquera Def Jam Records y tal cual, artesanal  e industrialmente vaya creando un producto freelance que no sólo involucre música, sino que abarque otros campos, como el de la fotografía o en este caso, la literatura y el ámbito editorial.

En ese sentido, Frank Ocean imitando a Kanye West o Radiohead, busca ampliar su “arte” a otros rubros de manera independiente. Su multidisciplinariedad lo coloca como una verdadera artista que no resiste al capitalismo sino que lo convierte en su aliado.

No olvidemos que esto solamente se reduce al producto “físico” en venta. Y cuando digo “físico” me refiero a los CD´s específicamente;  Excepto por los viniles y los cassetes que se han vuelto elementos de culto y colección,  el mercado del producto físico en el ámbito musical cada vez va perdiendo más vigencia y es que hoy en día ya casi nadie compra discos. El internet y las plataformas que se encargan de streaming como Spotify  o soundcloud han superado este mercado.

Y es que ya que nadie se quiere casar con los productos; Así como nadie quiere comprar una casa, o un DVD, la gente busca poder vivir la experiencia a través de la renta, una utilidad en base al alquiler que te permite disfrutar  de tu producto sin tener que ser propietario o cargar una responsabilidad de compromiso total con lo que se consume.

bon-iver-photo-credit-j-scott-kunkel

De esa necesidad parten Frank Ocean y Bon Iver, preocupados por regenerar una expectativa de su trabajo; El “arte” del álbum, la ideología, los símbolos, el “empaquetado” y el “contenido” son  producidos cuidadosamente con una calidad que busca  re construir a un consumidor que no sólo sea un eso, un consumidor,  sino un discípulo arraigado a las creencias de lo que el arista está proponiendo:

El fan entonces, se convierte en discípulo creyente.

Es ahí, donde Kanye West se convierte en un visionario, desde su producción teatral y escénica en conciertos (influenciada por Alejandro Jodorowsky) o su trabajo semi-cinematográfico (podemos encontrar el Dark Twisted Fantasy  entrero en Youtube) hasta su propuesta ideológica expuesta por el mismo Kanye y sus influencias en el mundo de la moda, más allá de su música, el rapero nos da muestra del performance consciente y continuo (pensemos en su matrimonio con Kim Kardashian)  que debe realizar el artista dentro del voraz Hollywood y su efecto en el espectador.

Pero vayamos paso a paso.

II

Bon Iver antes de lanzar el 22, A Million,  creó una campaña en la que (al igual que Depeche Mode con sus llamadas  del “Personal Jesus” con el  Violator o Arcade Fire con su símbolo del Refelktor) adelantaba con signos y símbolos literalmente, la poética de su nuevo álbum.

Incluso en México en la Casa Picnic se hizo un evento donde se otorgó un preview del álbum  días antes del lanzamiento oficial. Esta expectativa venía de la mano con videos en Instagram donde se mostraban hojeadas de un libro que contenía todo el arte del disco, acompañados con lyric videos en youtube de sus respectivos singles y grafittis gigantes en los muros de diferentes ciudades del mundo (Los Angeles, Paris, Londres, Sidney, Mexico…)

casa-picnic-bon-iver

Para cuando el álbum había sido liberado: todos los discípulos estaban más que dispuestos a escucharlo y a hacerlo suyo (el mismo efecto surgió con aquel Random Acces Memories de Daft Punk por allá del 2013).  Los tickets de los conciertos estaban Sold Out y ahora lo único que faltaba es que no explicaran bien, que es lo que en realidad  estábamos consumiendo, ya que lo teníamos, nos gustaba (quizá por una misma inercia mercadológica) y ahora que era nuestro, no sabíamos bien del todo cuales eran sus potenciales contenidos.

El arte de Bon Iver y de Frank Ocean, como la de tantos otros artistas (que ya he mencionado con esas características)  nos ha penetrado violentamente a través de su impecable persuasión, pero quizá esta vez, a diferencia de los comerciales infectos de Coca Cola, Sabritas u otras marcas similares que han moldeado nuestro deseo y pensamiento  de consumo capitalista, estos artistas se han colado para ofrecernos una nueva perspectiva del arte.

Deleuze &  Guattari, por ejemplo, hacen referencia en su libro Rizoma a un estudio donde se explica  que “la información genética de un organismo podría ser transferida a otro, a través de los virus.” En ese sentido, la propaganda con la que fuimos bombardeados previamente, la expectativa generada, es ese “virus” que los artistas más influyentes de nuestra época han comprendido se generaba a través de la relación marketing – consumismo y lo han resuelto de la misma manera para su propios fines estéticos.

Si buscamos en Youtube podemos encontrar diferentes versiones del lyric video de la canción “8 (circle)” de Bon Iver. Estos videos no sólo están en su lengua original (el inglés) sino con traducciones al español, japonés y muchas más. Lo cual nos habla de un producto pensado para su consumo global.

También dentro de los videos de Bon Iver (para ser más preciso, en el “8(circle)”, otra vez) se pueden apreciar influencias literarias de la poesía concreta practicada en Brasil en los años 50´s por poetas como Haroldo de Campos que proponían que lo visual y espacial tuvieran el mismo nivel de importancia que la rima y el ritmo en la poesía lírica:

Asimismo,  si nos detenemos a observar a detalle se puede hallar la propuesta de Mallarmé para leer su poema “Un juego de dados jamás abolirá el azar”  en relación a la letras de la canción, es decir, en los videos, la dinámica invita a una lectura tanto vertical como horizontal de la oraciones conformadas a partir del orden las palabras en constante movimiento. Lo que nos abre la posibilidad  de encontrar más de un sentido a los lyrics que se están proyectando.

david-pdf08-1

Sumemos además, que todo el disco está lleno de símbolos, los cuales nos remiten significantes alegóricos renovados, (una técnica medieval para transmitir conocimiento). La alegoría, como sabemos,  pretende dar una imagen a lo que no tiene imagen para que pueda ser mejor entendido por la generalidad. Dibujar lo abstracto, hacer símbolo lo que solo es conceptual. Y esto, claro, obedece a una intención didáctica.

Acá un ejemplo de símbolos medievales:

11667980-s-mbolos-her-ldicos-y-las-cruces-foto-de-archivo

Otro ejemplo de esto,dentro del albúm, es el símbolo “peace  & love” trazado a partir de dos amantes haciendo el amor:

20160930_010054_10291_956315

Aparte del otro millar que aparecen en la portada del álbum. Y digo –millar- de símbolos porque a eso va el título del nuevo disco de Bon Iver.

En una conferencia de prensa explica Justin Vernon que el “22” no sólo representaba una dualidad, dividida dentro de sí en otra dualidad y así hasta infinitamente:

22= 2+2= II+ II= I+I

Sino que también era su número favorito y por ende el que lo identificaba. De ahí también que uno de los símbolos principales sea la dualidad del Yin y el Yang:

592617e90a52c31a1e815e4b7fb37891-1000x1000x1

Partiendo desde ese análisis, “22, A Million”  se convierte en una alegoría de  Justin Vernon (vocalista de Bon Iver) y “el mundo”.

Justin  es esa dualidad  (“22”) que se encuentra -de lado- al millar  (“A Million”) de símbolos que conforman al mundo. La codificación, los números, la cantidad de símbolos,  los signos que construyen palabras y dan títulos a las canciones, son una construcción mimética  y algorítmica de todo lo que nos rodea:

22 (Over Soon)” is stylized as “22 (OVER S∞∞N)”.

10 (Death Breast)” is stylized as “10 d E A T h b R E a s T ⚄ ⚄”.

715 (Creeks)” is stylized as “715 – CR∑∑KS”.

33 “God”” is stylized as “33 “GOD””.

#29 Strafford Apts” is stylized as “29 #Strafford APTS”.

666 (Upsidedowncross)” is stylized as “666 ʇ”.

21 (Moon Water)” is stylized as “21 M◊◊N WATER”.

8 (Circle)” is stylized as “8 (circle)”.

45″ is stylized as “____45_____”.

1000000 (Million)” is stylized as “00000 Million”.

Ese “A Million” alegórico del título lo integran los pobladores del planeta tierra, su numeración dentro de la estructura social, el esqueleto las ciencias cuánticas, la fórmulas químicas, los conceptos numéricos de la biología o incluso la data web, ese espacio virtual que nosotros hemos creado de tal manera que hoy funge como espejo de lo que llamamos el mundo real.

Visualmente, algunas tomas de los videos como 29 #Strafford APTS” o “____45_____”; nos remiten al “post internet” art que busca una manera de explorar los efectos de internet offline a través del arte e incorporar el lenguaje propio de internet dentro de un discurso pictórico y a  las técnicas que  el realizador francés Jean Luc Godard emplea en su última película “Adieu au langage” (Adios al lenguaje, 2014)  en las que utiliza una amplia gama de imágenes y efectos que exploran el Low-Fi en oposición del Hi-Fi que obsesiona a tantos directores y espectadores contemporáneos.

Siempre jugueteando entre lo visual y lo sonoro, notamos ese mismo gusto estético por  el Low Fi  audio, usado frecuentemente por la corriente de hípster retro folk que tuvo su auge hace no mucho tiempo con discos como el “For Emma For Ever Go” (otro disco de Bon Iver) y artistas como Tallest Man on Earth o Devendra Banhart. La calidad del audio conscientemente baja, quiebra por momentos las palabras que Justin Vernon canta  (ejemplo: sub-find / fuckified / astuary) y las transforma en neologismos poéticos concebidos por el apareamiento de dos palabras aparentemente disímiles que renuevan el lenguaje, motivo por el cual, poetas como Rimbaud (autor de la “Alquimia del Verbo” siglo XIX) estarían dándole más de una palmada de aprobación en la espalda a Vernon.

E.E Cummings es otro que se une al cuadro literario.  Cummings es mejor conocido por sus poemas que rompen con toda estructura, incluyendo usos poco ortodoxos de las mayúsculas y la puntuación, en la que los puntos y comas podían incluso llegar a interrumpir oraciones y hasta palabras. Muchos de sus poemas también están escritos sin respeto a los renglones y los párrafos y algunos no parecen tener pies ni cabeza hasta que no son leídos en voz alta.

Al igual que Cummings, Bon Iver se inclina por su gusto a los estilos –vanguardistas- y la tipografía inusual, pero retoma una tradición de la canción americana (¿alguien llamó a Bob Dylan?). De hecho muchas de sus canciones podrían funcionar como sonetos (formato que a su vez Cummings utilizaba para la mayoría de sus poemas) y tanto la poética de Cummings como la de Bon Iver frecuentemente disertan sobre  temas del amor y la naturaleza, así como la sátira y la relación del individuo con las masas y el mundo.

¿Coincidencia?

El álbum de Bon Iver parece convertirse en un universo complejo que se interroga las máximas existenciales del ser humano “Philosophize your figure/ What I have and haven’t held” ((8 (circle), Bon Iver) y  Re-visita motivos religiosos  en canciones como –GOD 33- instigado por la urgencia de un  guía espiritual, en la que nos es imposible no crear relación con ese tono góspel influido por la cultura afroamericana que también nos trajo el jazz y el hip hop elementos que forman parte esencial de la receta del –“22, A Million”- disco con tonalidades “foltrókicas” que acude a mecanismos como el  sample,  elemento característico de la música electrónica y el hip hop,  que forman parte fundamental de toda una corriente de músicos como James Blake, Jaime XX, Kanye West, Frank Ocean (volvemos al  “Blond”) que sostienen  sus composiciones bajo este recurso.

Pithcfork  lo explicaba en la reseña del In Colour:

The sampler is a memory machine. This is true in both the literal sense—memory is one of the device’s key specs, measuring how much sonic information it can hold in its “mind” at once—but also as a metaphor. When you capture and play back a sound, transposing it to a new context, you are “playing” the memories that have attached themselves to the original piece of music as much as you are playing a particular piece of sound.” (Mark Richardson)

Esta máquina de la memoria (el sampler), donde una voz que no es la Vernon (y por supuesto pertenece originalmente otra canción) es repetida como un coro totalmente descontextualizado de su lugar de origen y recobra (como una “cita” o un recuerdo) un significado distinto al de su escénica innata, nos invita a ser partícipes de este collage musical, espacio donde ya los días no tienen número.

O como cantaría Fionn Regan en su canción Abacus,  sampleado en el  00000 Million

“Where the days have no numbers…”

y es que, ¿no es ahí, dónde ya desde hace mucho tiempo  queremos ir?

Anuncios

Comiendo unas pringles en la garganta del Diablo.

Documentado por: Seu Rasé

iguazu-orig-2

Así la(s) vi

Deshacerse y rehacerse así misma(s);
Como el sonido de 1 universo perfecto demolido debajo del pie de 1 gigante.

Es decir, como 1 hormiga escucha mis pisadas cuando voy tarde al trabajo

[hercúleo]:

El agua     las rocas    las precauciones sonoras     el inaudible grito de las nubes      la fuerza del devenir en el tiempo       el tiempo deviniendo en erosión.

Y los coaties buscando mi lunch.

Y la garganta del Diablo cerrada por la neblina,

irritada,

rocosa,

denso párpado diáfano cayendo

como 1 cortina [cae ahí] sobre el proscenio que es [la vida] cubierto por ese telón blanco frente a nosotros, [ahí ]reventando en el fondo de 1 realidad en espera al 3  acto.

Y hasta entonces la brisa y el olor de los impermeables húmedos y las fotografías de los turistas. [Pero sólo hasta entonces]; cuando quedas hipnotizado por el loop infinito.

Y así, como si nos odiaran, reventando, las vi deshacerse y rehacerse también a las palabras y a las promesas y a las cataratas de Iguazu [otravez], con su inconmensurable fuerza, su inagotable resistencia, esencia innata a la inclemencia pues, y todo ocurría mientras yo me comía unas pringles y tú tomabas fotos esperando no mojar el lente de tú ojo.

(Vistas a través del ojo de Sofia Cala, sí)

Sempre tem jeito (poema funk religioso)

7a2d4074-5948-4500-9e18-dd1a4b3af74d

FOTO por Sofía Cala

ESCRITO POR Rasé.

E o verso nascido

de tua manhã viva,

de teu sonho extinto,

ainda leve, quente

e fresco como o pão.

João Cabral de Melo Neto

Yo soy el que soy, el que dijo se levantaría de los escombros y se nombró así mismo: zarza ardiente ego sum qui sum

y remangó los brazos de la camisa que tú le regalaste para hacer del acto de vivir, una gaviota.
El que dijeron sería hallado después de la tormenta en la espalda de un arbusto

pintado por un burgués impresionista

y desataría más tarde con su canto la rebeldía de los uniformes.
Mira ahí,
La bestia guarecida ante la miseria como siempre, mansa.

Reportándose desde el woki toki: otro asalto a mano armada,

Dos presuntos sospechosos que estorban el panorama de esta playa en la     que solo es válido jugar volibol hablando en inglés.

Somos el círculo y luego la reencarnación de nuestros aeroplanos.
Al momento en el que suena un sayonara en Japón que como mariposa que aletea causa efecto del otro lado del planeta resonando en el tambor de funk brasileño bailado por una negra que ha olvidado la silueta que trazó la policía al cuerpo de su hermano muerto en una calle que ahora funge como funeraria y más tarde como campo de fútbol.
Y es que un día despiertas

Y te repites como mantra los aforismos existenciales del poeta portugués:

Não sou nada.

Nunca serei nada.

Não posso querer ser nada.

 À parte isso, tenho em mim todos os sonhos do mundo.

 Desde la ventana observas
En una  esquina a la señora del delantal fumando con los suyos y del otro la del peinado chantillí haciéndo lo propio

y de pronto, una flor y una mañana: nuestra.
Y entonces la organización de los elementos no es una grata coincidencia sino una inevitable resolución a las incógnitas previas.
Mira, que uno despierta un día de imprevisto y encuentra un café y huevos revueltos y la mesa, puesta.
Puesta para ti, que tienes ojos de búho y labios de orquídea.
Para ti, que has aprendido a ubicarte en los mapas sin necesidad de mirar a Occidente y te orientas a través del hambre que causa ese Ramadán tan chinga tu madre cotidiano que es el ayuno de todo un continente.
Y todo por vivir en un país libre, cual solamente puede ser libre.
Pero uno es gigante mientras las cobijas le lleguen a cubrir los pies y los perros le enviden la comida. Porque vivir en el sótano piramidal de las propias circunstancias es un valor con el que se nace, lo demás es ruido y furia, se hace.
Uno es el hombre.
Uno es el agua de la sed que tiene,
el silencio que calla nuestra lengua,
el pan, la sal, y la amorosa urgencia
de aire movido en cada célula.

Uno es los códigos y las combinaciones que forman la materia, materia que deviene en vida, vida que se corrompe en instinto y después pensamiento; uno es la inteligencia del único verso cósmico.
Uno es la tierra y el conglomerado  de átomos celestes. Formación de un sueño, sinapsis cerebral de una cabeza animal más grande que la nuestra: y ahora, en este espacio vacío donde la única velocidad fiable es la luz: uno es la matroiska infinita. Casa de espejos. Azulejos bicolores,  olores marchitos, humedad, soledad, edad innegable antes y después y por lo siglos de los siglos.

Amen.

*

Y habrá quien diga que la palabra amor se escribe con la letra R

De Rubia Rabia, Red Social

Pero tu tranquila, menina siéntete Negra solo por hoy.

que la noche es un vestido africano y Djavan te canta al oído con sus labios hinchados mientras bailamos en encima del acetato que es el tiempo.

porque la metáfora ya no vale a estas alturas, es materia caduca.

Catacresis, crisis de  la distensión de significados cifrados.

Cifras:

7 son los pecados cometidos por el hombre, pero 30 son los años que nos quedan de vida en este planeta, lo dicen las estadísticas y playground.

Predicciones:

Y cuando venga la ola, no habrá piedad, ni misericordia para lo que sepan deletrear bien la urgencia.

*
Ayer fue el silencio, luego el fuego y ahora, Yo Fernando, fui concebido por el cielo que es una favela, escoltada por emisarios enviados por un capo desarmado que apodan  (los que saben) arrinconada necesidad.

Y los intelectuales intentarán persuadirnos, se empeñaran por entenderlo, como es que comenzó y  el porqué de los chicles secos abajo de las mesas o  la equidistancia de un Oxxo con otro.

Pero,

Tú habrás escuchado este canto.

Tú, habrás escuchado esta voz.

Esta voz que ya no tiene ni tos, ni voto, ni nombre, y se apellida indignación.

*

Tú, que lo sabes mejor que nadie, porque cargas entre tus piernas todo el sufragio femenino y el comienzo del mundo y uno que otro hijo de color indescifrable.

Tú, que  deberías entenderlo mejor que yo, ahora que me registro por mis credenciales

Fecha de nacimiento 1994 cromosoma XY ETC ETC.

Sexo: Masculino.

Alias: Juana La Loca. O Conchita Wurst

Concebido por una mirada que se reduce a los límites de cualquier Marialuisa

*

Por eso te lo digo a ti, que en tus ojos se puede ver el fin y el reinicio de todas las cosas antes ya nombradas.

Te lo digo en ti,  en quien soy volcán y la última muerte de mis escépticas  verdades, carne cielo, hembra Alfa, luz de las estrellas, lazo de infinito. Hito, repito, quiero decir reinicio. Otra vez, así, comenzamos.

“Vamos”

Decimos los que te vemos en la regadera tallándote  la maseta, pétala.

Esperanza de los hombres.

Te escondes en el momento preciso en que una plegaria se vuelve un poema

Un noema, materia futura, escritura, no ruptura sino sutura  entre: el verso y la realidad;

(Cargada por un niño en su espalda con un palo y dos  lotes de agua intentado balancear)

y vuelan los papalotes

y los fuegos artificiales,

Escucha,

el disparo al aire de las tropas y las bandas criminales

despidiendo a los muertos de nuestra electricidad.

Porque, juro, por esta cruz fabricada con dedos flacos que,

Soy feliz, soy un hombre feliz.

Y amo a una mujer rara,

que lamo y me sana sin pedir cama

o casi samba, que no es lo mismo pero es trivial.

 

SOLEDADES I

SMPTE_Color_Bars.svgComo escribir sin.

Como decir, hacer, romper tendiendo las

[                                                                        ]

En la terraza.

(Siempre, ahí las [                               ])

Y después calibrar a detalle,

Medir con cierta especificidad:

Medir con cierta

Medir con

Medir.

El porcentaje de posibilidades que caben en esta recámara.

O el florero que ahora funciona como personaje pasivo de una novela que está por escribirse.

Digo:

Aire y entonces vuelo.

O sopla el viento en lo molinos.

Digo:

Centímetro. Ciempiés. 100 pies de altura. Rascacielos. Hielos. Henos aquí, otra vez.

¿Ves?

Medir las palabras que uno, imana.

1 es el hombre.

1 ha elegido el lenguaje para denotar el distanciamiento.

Tú aquí. Yo allá. Ellos pueden permanecer acá.

Ahora, Yo aquí, Tú allá.  Ellos, se pueden retirar si quieren.

Porque, por decir algo ahora:

Hoy te amo. Hoy te odio.

Y viceversa.

Pero no es así,

Siempre, quiero decir que

Hoy despierto y las luciérnagas aterrizan en el Nescafé.

Y está bien que así lo hagan.

Porque mañana se agotaran las risas.

Y el dinero del cajero.

Y aumentaran los gastos.

Y aumentaran.

Los

Gatos, también.

Buenos días CDMX (buenos días amor / que tiene tu cara)

u0014490kin BALA FRÍA RÉCORDS

Escrito por Rasé.

Today was a good day

Ice Cube

Buenos días, garabato moreno. Libro vaquero, madre, padre, hijo espíritu santo. Canto de todos / arrugado de todos / aquí en el pesero. Taquito de sudadero. Cordero de Dios que quitas el pecado de mundo danos la paz, danos la palabra que, en el principio fue negro y luego verbo y luego pinche cerdo intentado arrimar el / arrimar el machismo al uniforme de una niña desparecida, vencida por la ya conocida: ¡Bueno días Ciudad de México!  Caderas de mango. Sudor impermeable que viene desde Pino Suárez haciendo alarde de su alta gama de productos irreparablemente necesarios para salvar al amor y al  pie de atleta / la aleta del ajolote /del lote baldío donde  se buscan las grapas y  se drogan los chemos / &  hemos echado a perder ya los volcanes con tanto tlatoani sin chiste, con tanto seno sano de quistes/  & Buenos días Ciudad de México, poesía selecta. Poesía electa para leerse en letras libres, por intelectuales sensibles al cambio climático y la condiciones atmosféricas esféricas/  antropométricas de un prieto que pone en aprieto la raza pura, la piel de leche Alpura de algunos cuantos que no son trompetistas de Blades/ & quien esté libre de pescado que tire la primera hueva, caviar / Madame Monsieur / respete las señalizaciones del tercer mundo / el submundo /el eufemismo de: cucaracha, rata, vagabundo / & abunda la miasma tropical en todas las calles / la propaganda electoral de calaveras que se hacen cargo de esta tierra  al sonoro rugir del camión & que retiemble en sus centro la perra, al sonoro rugir del baile de salón de  belleza africana / cubana /  tongolele y el  pachuco topillo tapas /héroes de los 50´s que hora son fantasmas/  & no te hagas la  muy chiquitibum a la bim bom ba  que que ya estuvo de tanto pinche desmadre / ya es tarde/  porque  al paso que  vamos terminaremos devorándonos como los sobrevivientes de los Andes por hambre por estos aires de grandeza/ por la espesa contingencia haciéndonos perros de presa / & Buenos días Ciudad de México/ cielos grises, segundos pisos, inacabados que dan directo al purgatorio oratorio de un poema que te hace frente sin escudo de armas / sin pedigrí / indio criollo / escudo de armas/ ahí están tus veinte años desperdiciados en chelas y soliloquios cargados de violencia de dos coches pelando carril en viaducto al son del: tú me la pelas / no tú me la pelas / pero no entiendo/ no tiendo a raspar mis camisas en el lavadero/ soy un niño consentido mirando todo desde la ventana y  ahí, me hundo sin un bolillo de cajeta para regalar / para amordazar la ternura de las flores de cempasúchil que ya no son sino una luciérnaga  en la ciénaga de este valle de lágrimas y  tanto asfalto de baches, grafitis  & de materia pluricelular.

Buenos días Ciudad de México. Jicaletas. Espiropapas, películas piratas y salsa valentina. Buenos días amanecer de ojos zarcos y narcos y soldados rojos. Buenos días diputados chapados a la antigua / tatuajes de cristos y coronas de espinas /Buenos días a la  burocrática labor del día / que cae como plomo sin temor a la rutina / porque este automóvil conduzco hoy es un reloj y la pluma limpiadora del parabrisas una manecilla / & el corazón ahora es una artesanía /  regateada por un turista / a mitad de precio / sin retribución rescatar.

Buenos días Ciudad de México.

Que la paz esté contigo y con todos tus hijos

Puedes ir en paz.

El amor es un animal en peligro de extinción

 

110184_5Escrito por Rasé

*

Sucede que me canso de ser hambre. Agujero negro en la boca del estómago, un pedazo de grito hecho carne (carnet de identidad y de pronto ceniza: calambre.)

*

Sucede que me canso de ser hambre. Alambre. Hombre colgado de cabeza. Capullo; Cuyo único fin es envolverse en el periódico de la miseria. En la baba de la bacteria de un cuerpo en degeneración. Los senderos se bifurcan y la contradicción  no es un trámite, es un gato que mira su reflejo en el espejo. Es un dejo de instinto y pura ternura, espuma con sargazo en pleno verano, una cuerda tensada por la Moiras, un imán sin puerto de anclaje. Un oleaje azul: cielo abierto, ozono, negro,  asfixia, mundicia: visión de inmensidad.

*

Ahí la belleza natural está en su estado bruto y pasa por el hombre, para quedar cincelada en belleza artística. En especulación teórica empolvada en un estante con un millar de tomos de metafísica. Estáticos credos estéticos que se suceden velozmente con el paso del tiempo. Con  el pasto doblado por el soplo del viento. Así se van  sucediendo, como el giro de una llanta encima de una rueda. Así se van abriendo, como las ramas de un árbol, que también es la mordida abierta de un cachorro bostezando a la hora de su siesta.

(Pero, nunca es tarde para retomar  los mapas, las cartas y las botellas. Las estrellas que son atardeceres. Las huellas de los elefantes como colinas blancas.)

*

Sucede que me canso de ser hambre y me convierto en una manifestación de bengalas y macanas. Me canso de ser hambre y devoro. Desenfundo los cuernos ante el griterío de la plaza, y de pétalo me transmuto en toro, en ensangrentado coro –Olé-. Me convierto en excremento, en compuesto descompuesto licuado y luego ano. Me convierto en tiempo. En año nuevo y luego en huevo, en potencia. En la esencia de una nebulosa rosa en el espacio. En tu cabello lacio en mi remera.

En recuerdo.

*

Si me preguntas quien soy, seguro te digo que un florero roto. Un girasol nostálgico de tierra húmeda púbica y el trozo macizo que cuelga de mi entrepierna.  Si me preguntas porque no canto, te diré tormenta, para mojarte. Te diré relámpago, para electrificarte. Diré: Dios, hombre, Miguel Ángel Buonarotti y galápago. Para mostrarte que la imposibilidad, esa vacuidad con la que cabalgas a diario, no es una  isla, sino un piedrita en el zapato, con la que lidias a cierta edad.

He dicho. No soledad. Sino:

¡Dad luz de sol a  tus labios para alumbrar la ranura de la cueva!

¡Entregad al hombre herido de guerra, una vela!

Con una tonelada de cera de vera de verdad y de hueso, de seso: el contenido interior de la carne en nuestros cuerpos. De eso nace la palabra rota, que es el aullido de todos los hombres, de ahí,  del puño latente,  del centro del tiempo, del  corazón de la eternidad.

*

INTERMEDIO

[La realidad nos golpeo imaginariamente como si fuéramos los ingenuos espectadores de la primera proyección de los hermanos Lumiere]

 

*

Y la noche nos antecede.

Y tus piernas son una sandía.

Y la inocencia es un vaso roto en tus pupilas. Un pecero sin asientos disponibles.

Y las rimas echan a perder los versos. (Los poemas, los besos)

(Y el amor es una animal en peligro de extinción,

que de vez en cuando,

cuándo salgo comprar cigarros,

paso al zoológico a visitar.)

 

 

Reality Show

1216569998

Escrito por Rasé.

Penetrar en el tiempo como una bolsa de té

ahogada en una taza de agua hirviente.

Fecundar como un esperma apresurado, la punta de una estrella.

(Dejar en ella, huella.)

Invocar a los muertos con una fotografía.

Abrir la garganta, otra vez, desde esta cremallera que es nuestro cuerpo,  anclarla a una soledad con rostro de palabra,

A una oración que después de varios golpes contra la pared:

Abra el cerco. El cerco terco.  El eco.

[Y]

La existencia es la infusión de nosotros

Inmersos en el espacio.

[Y]

Las dudas  se van contestando al azar,

(de tin marin de do pingue)

al azar. [YA]

El futuro es un cuestionario de opción múltiple.

+

Una tómbola cantada por Johny Laboriel.

————————————-

R= [‘’’’’’’’’’’’’’’’’’’’]

 

[A]

Veces pienso que no somos solamente un auto detenido en el tráfico de viaducto, sino un ducto sanguíneo en el cuerpo de un gigante. [¡Ah!]

[B] Eses  pienso que somos un revolver besando a otro revolver a punto de disparar.  De Tirar de la cuerda. Con el ímpetu de los fríos dispuestos a matar.

Pero nada.

+

Falta plomo.

Nos falta aplomo.

—————-

R=

*

La circunstancia no depende de la distancia de los elementos en juego.

Es decir:

Ya no intentó resolver el efecto secundario de mis actos cotidianos.

Sólo compro chicles y los pago.

Sólo cargo gasolina y arranco.

*

“-Life´s but a walking shadow.-”

Y mañana, mañana, mañana.

“-A tale told by an idiot.-“

Y mañana, mañana, mañana.

Algún día, volveremos a ser moluscos, dinosaurios, simios,

Algún día, volveremos a ser las células,

esos mismos puntos […]

{Encore}

[Y] Penetrar en el tiempo,

de frente cara a cara,

Así. Como un relámpago te parte el lomo como

golpear el saco de mariposas sin vendarte los puños,

y darte cuenta que sin querer

tus huesos ahora son astillas

y luego polvo

Aplacarnos los unos a los otros.

(A los potros las carreras

a nosotros los paisajes)

Los destajes de una vida justa

Ajustada la cintura de nuestro sobrepeso

y así, nada más así.

Sonreír porque se te la rechingada gana.

Porque esta vez el sol salió del lado opuesto, dándonos la espalda

Y bordear la frontera del delirio y la razón, con rifle en mano, sin

Plan estructurado de antemano y dejarte ir como un gemido salido de un lengüetazo,

Que ha matado toda la inocencia.

Isla desierta.

Este amor de homo sapiens sapiens.

Y después de tantos intentos para salir de la cueva

te quedas sin palabras.

Incierta.

La ciencia.

Incierta.

Tú,  carne

Ya disfrazada de tantos colores

Y aterrizar la vida

Y volver a brillar.

AUNQUE TENGAMOS LA DURACIÓN LOS CERILLOS, PREFIERO PENSAR QUE TODAVÍA TENEMOS EL TIEMPO PARA APAGARNOS COMO CIRIOS.

mcginley_running_sunset_2007-3936

Escrito por Rasé.

 

“El hombre complica cada uno de los dones de Dios.”

Diógenes

Para que decirlo,

para que abrir la boca si tus oídos sólo saben leer los  silencios

y tus manos sólo sirven para despedirse mientras

mueres soñando con ese tren que todavía no parte

porque  apenas los años son un ensayo,

un boceto, un simulacro sobre lo que será tu carne

ya disfrazada de tantos  lenguajes y  fotografías que

jamás supieron hacerse tatuaje

y sólo sirvieron para

volverse idea

que también es estela y vela y tela de

palabras que riegan los jardines que

no mueren porque nunca tuvieron vida;

Porque con(vencidos) nos fuimos arrastrando

a ese extraño vientre de lo nonato / de lo no apto para

menores de edad y el imaginario de un temblor

de un profundo dolor

qué hace vibrar otros edificios que no son estos,

otras calles que no son estas,

otras casas que no lo son.

 

Para que decirlo,

para que romperse la cabeza en mil pedazos contra los muros

y replegar las alas contra el cuerpo si

aún el sol sigue quemando

con la misma radiación cancerígena

que advierten todos los bronceadores;

para que las razones

para que la permanencia,

para que las sillas, sillones, salas de espera

para que

para que evitar las contradicciones

si construir civilizaciones en una noche

sólo para destruirlas (como Nerón)

es lo mismo que morir después de una larga vida;

Porque la plenitud no se ofrenda en

dimensiones abarcables como el mar

-quiero decir que-

no se trata de medirse en cantidad

sino en retacar el significado efímero del palíndromo que somos todos

esa lectura en reverso que del modo en que lo veas habla de nosotros

ese constelar artificial  de un cielo

iluminado en año nuevo

que al segundo de ser,

es humo

y luego negro

y luego cielo

otra vez.

 

Para que emitir señales de humo entre  líneas

de un montón de cartas & poemas recargados

y ensayos y  libros

y pinturas y garabatos

y cuevas y huecos

y arte en todas sus hormas

si de todas formas los días no saben nadar

y las horas se disocian

con la facilidad

de un aspirina

sumergida

en un vaso de agua.

 

 

Para que decir siempre

no a lo nuevo

y retornarse de cara una vez más

al -de nuevo-

y cantar esa canción

que dice:

 

“Uno

siempre vuelve

a las cosas simples

donde amó la vida.”

 

Para que, digo,

todo para que

si siempre nos estamos yendo.

 

 

 

 

NUEVO LIBRO: Lágrima de Caníbal

lagrima de.jpg

*

Comencé a escribir hace 4 años.

Mi intención era simple:

TRANSMITIR mi sentir del mundo a los demás y persuadir a mi alrededor a través de ideas. Ideas que  una vez que pasaban por la maquinaria de la imaginación, quedaban manufacturadas en versos. Versos que en realidad (para mí), no eran versos sino escenas, largas narraciones  de un adolescente inconforme.

*

Nunca aprendí a tocar el piano,

ni la guitarra,

ni siquiera una tornamesa para ser DJ

Yo lo que quería hacer,

era ser un poeta,

buscar con palabras reventar los auditorios.

Ser un glam, un boxeador, un rockstar.

*

Para ese entonces no entendía lo que hacía. Había empezado a escribir para conseguir un fin utilitario: enamorar, enseñar, construir mi personalidad a través de las palabras.

*

Decidí finalmente escribir para despertar algo de mí en los demás.

Comprometerme de verdad con el peso y la resonancia de las palabras.

Me di cuenta que no importaba en sí, a quien iba dirigido el texto.

Me di cuenta que no tenía que escribir cartas, manifiestos para cambiar o persuadir al mundo.

Al mundo no le interesa lo que digas, lo que pienses.

El mundo sólo te escucha si tú decides escucharlo.

Callarte por un segundo y escucharlo.

Y ahí es cuando topé con ello :

En tanto más personales eran los textos que rayaba en mis cuadernos, más universales y comprensibles se tornaban para todos los que se daban el tiempo de leerlos.

La poesía es incendiaria en sí misma.

*

Encontré a muchos poetas, entre ellos: Vicente Huidobro, Fausto Alzati Fernández y Mario Santiago Papasquiaro.

A ellos los he elegido como coordenadas claves del poemario (aunque en realidad las referencias internas son tan extensas como mis años o mis ojos o mis oídos y mi experiencia).

*

La búsqueda de un estilo  propio ha sido otro proceso del cual no vale la pena hablar (por el momento).

Mis caminos de creación se han bifurcado a otros espacios que no se fronterizan.

Se abren a horizontes nuevos.

*

Lágrima de Caníbal puede que sólo sea un eco de mi vida.

Un álbum de estampas de mis autores favoritos contando desde sus perspectivas poéticas lo que yo he vivido y crecido todos estos años. (Porque no soy yo, sino ellos, los que han escrito esto.)

Lágrima de Caníbal esta destinado a ser mi primer libro post mortem (habrá que esperar para comprobarlo).

Lágrima de Caníbal es la selección íntima de poemas que he tejido -después de varias decantaciones-  para dar a conocer mis primeros trabajos dentro del largo periodo de autoconocimiento de mi primera juventud.

En inglés creo que lo llaman -Coming of age-.

Y aunque el autoconocimento es tan extenso como la vida misma;

También creo que es fácil de reconocer (el cambio interno) cuando uno se mira al espejo y es justo ahí donde se vuelve necesario contemplarlo, acariciarlo.

*

Hoy escribo otro tipo de cosas [sí, cosas], aunque las dudas y la frustraciones siguen siendo las mismas de siempre. El pasado quizá no es nuestra mejor carta de presentación, pero sin duda alguna, es un baúl digno de escarbar. Hay tantos demonios empolvados con los que podríamos ornamentar nuestra existencia, que sería un completo desperdicio intentar borrarlos.

Por esta misma razón publico este libro.

*

Ahora, sin más preámbulos..

Los dejo con el lamento cavernícola que no termina de comprender

¿Qué hacemos aquí?

HAZ CLICK EN EL LINK DE ABAJO PARA ADQURIR EL LIBRO:

Lágrima de Caníbal (PDF) Tarumba Ed.

ES GRATIS, PAGA CERO PESOS

 

 

Generación Spielberg Parte. II

fe70dec4eee9fa53d39e0f8aca7c74cb

II

Catabasis primera.

CANTO CERRADO PARA 1 MUNDO ABIERTO.

 

No estamos malditos, no si nos planteamos en este mundo como monos. Como estrechos canales en busca de caminos. Como fiordos. Como semillas en busca de saliva tibia, de líquido fertilizante. Clásicamente comportarnos como lo hacíamos antes, como seres vacilantes semillas rondando el comienzo de lo nuevo. Explico SER (no “ser cómo”  ni “parecer”) sino SER “Humpty Dumpty” la pura potencia, un ser nonato, un huevo. Y percibo atisbos, debemos, corrijo, es necesario pensarnos hormigas por un momento, pensarnos raíces inyectando el arado, los surcos internos con nuevos matices.  Amenazar ya, con toda erótica y sin afán de empalagar la retórica, las piernas las calabazas tiernas las cordilleras de los cerros. Porque no. No estamos malditos, apenas bebemos del río como mancebos becerros: Aconsejo: Salir mejor, como marabunta de nuestro panal. No flotar como cadáver inerte, en un mar muerto lleno de sal. Sino, salir copado de mariposas hacia nuestro destino final. Encontrar el erario deseado. Abrirlo si es necesario. Meditarnos, corrijo, pensarnos urgentemente como lombrices. Perforar túneles en las manzanas para generar con ello nuevas directrices. Compañera. Porque si tú dices higo: yo persigo. Metafóricamente. Cuando dices trigo, yo percibo que te estás quebrando compañera y te ensueñas recargada en los trapos y te dices calma, alma mía no te vayas a espantar. Pero yo al mirarte, en parte concibo una idea sin contratiempos, lentos Y me escurre la duda. Ruda la duda de la poesía que se queda clavada en la cabecera de la cama como crucifijo, como un hijo bastardo que no le pertenece a nadie que lo halle. Rudo, como decir duro que el sexo sólo sirva de anexo como algo casual en las personas,  como dura también la significancia  de los versos que depende meramente de los nexos para cobrar sentido en las obras. Plexos. Dentro del cuerpo, en los plexos, es donde se hayan los templos, ahí donde se ora a toda hora, ahí con las uñas de fuera rasgándonos la espalda, ahí dejándonos la dermis color ocre, mora. Pero tú no entiendes nada y ahí vas de nuevo timorato espécimen genuflexo.  Pidiendo perdón por tus pecados. Haciendo epitafios,  recados, trámites que terminan en realidad siendo candados para todos tus muertos. Ahí vas de nuevo,  con las manos en pico sudando frío tras lo sordos estallidos de las bombas.  Por nuestro doloroso aullido y el delirio que vamos repitiendo, repitiendo y repitiendo Pero no, tú no, tú aún escuchas esa voz que te dice soplemos. Registremos todo de una vez, codo a codo de una vez, en vez de mirar la realidad con esos aires de verdad que no conocemos. Vámonos por el discurso menos calificado,  como tiro al aire y  azar de dado, registremos todo una vez más, con una fotografía sin marco, una fotografía con nada más que, sin el fiar del todo y sin el grafo. Digo, correcto, es mejor desconfiar en el pasado tal cual queda escrito, tallado. Mejor replantear la historia, la historia una y otra vez esa historia que los rapsodas  ilustrados nos han narrado. Mejor valorar solamente lo que se mira. Únicamente lo que se estira, lo que se encoje, se hace largo, y acoge, se encierra en el sótano de tu cabeza con todo y cerrojo. Se esconde. Mucho ojo vendedor de pepitas del metro ciego y cojo. Escúchame bien muchacho con mona en mano. Ya lo sabes, se te ha dicho hace tiempo, abre tus fauces, meramente asesinas, muestra tu boca abierta de colmillos y encías, anda ya bestia peregrina, saca el revólver, anda ya, saca la lengua, embotella los hastíos, rellena con tu canto todos los espacios vacíos, los abismos de nuestra esquina y empina puntual la noche negra en tu garganta. Mira con tus parpados abiertos el amanecer. Amamanta.  Imanta la atención de los espectadores. Vende más entradas de las debidas, invita cordialmente a todos los revendedores. Levanta la manta de tu cama. Implanta un virus positivo. Escala. Tala si es necesario, sólo para renacer mañana con materia reconstructiva. Mira todo desde arriba vida, que estás en la cumbre y el fuego de nuestros infiernos ahora derrite la estalactita de hielo, ahora somos soles, lumbre.  No, ya no somos hermética  pintura puntillista mirada de cerca. Somos carne y hueso, no réplica de cera. Cera y llama, que también es Vela. Vela de velar de no dormir hasta revelar el secreto, eso que secreta nuestro lado más humano al cargar los fusiles en plena esquizofrenia de guerra. Soldados, amantes, trazando constelaciones en la sopa de letras del fuego cruzado. Toca mis venas. Somos cuerdas palpitantes.  Vamos ahondar hacia el reverso del verso bíblico. A meter los dedos a  la humedad del sexo gíglico. ¡Grita carajo! ¡Grita como si de pronto nos fuera a tragar la pura oquedad! ¡Sin riendas a destajo! El tiempo no es lineal, ni progresista sino cíclico.  Cíclico de aro, de anillo,  fugaz como la chispa raspada de un cerillo, Tú eres el  único defecto sin reparo,  volcán nevado que también es cíclope y quizá antílope en estampida regia que sale al final de cuentas no sales caro, el trote puro, el puro galope sin amparo. Y todo para que puedas decir de ti algún día, anduve nube arriba. Fui, el propio enemigo, de mi mente asesina. Porque, esta es nuestra esencia. La inmanencia de las tristes cosas y el estado del tiempo y miento. Miento si en vez de beber rayos, cambiamos los envases de suero por materia úrica. Úrica de riego que alimenta nuestra base telúrica, pero no de tierra sino de telar. De telar Penelopesco al que obedecen nuestras conversaciones. De amor de  tres corazones y mil brazos que sólo responde a contradicciones. Y las sesiones, que dedicamos para enredar las palabras hasta su tono más violeta y el  trazo en la paleta, la pintura más violenta. Así navegamos esa barca, con el remo sincronizado a la duda caótica que todo lo abarca. Que todo lo olvida, en su parca marea. Así, se nos va la muerte, en un ensayo, rayo. Como el tallo de un árbol frondoso, arrancado a la fuerza por un niño que no quiere hablar, que no quiere llorar y todo para nunca volver atrás, para nunca volver atrás, para nunca volver atrás, para nunca volver atrás, para nunca volver atrás, para nunca volver atrás, para nunca volver atrás, para nunca volver atrás, para nunca volver tras, para nunca volver atrás, para nunca volver atrás, para nunca volver atrás, para nunca volver atrás, para nunca volver atrás, para nunca volver tras. para nunca volver atrás, para nunca volver atrás, para nunca volver atrás, para nunca volver atrás, para nunca volver atrás, para nunca volver tras, para nunca volver atrás, para nunca volver atrás, para nunca volver atrás, para nunca volver atrás, para nunca volver atrás, para nunca volver tras, para nunca volver atrás, para nunca volver atrás, para nunca volver atrás, para nunca volver atrás, para nunca volver atrás, para nunca volver tras, para nunca volver atrás, para nunca volver atrás, para nunca volver atrás, para nunca volver atrás, para nunca volver atrás, para nunca volver atrás.

[Y recordar finalmente de que estamos hechos.]