Adan & Eva [Conversaciones de café] Parte. I

blankets2

Rasé.

(Las conversaciones de Adan & Eva no son textos apócrifos sagrados, sino por el contrario discusiones grabadas de individuos en las cafeterías del pensamiento.)

*

Si me contesta algo, seguro que será una mentira. No puede ser nada más que una mentira. Se levanta de la mesa y dice.- Siempre lo supiste. Está bien. Ahora, ¿Qué propones?-. No pienso proponerle nada. No me interesa. El olvido pronto nos devorará como lo hizo con todos los demás. Seremos un pedazo de obscuridad en la hilera de nuestros recuerdos y luego nada. Ni siquiera un trauma que salga a relucir años después. En verdad lo creo. Seremos nada, una cómoda ausencia encajonada en un buró abandonado y es que siendo francos, el problema no es eso. El problema es que ya no me importa, ya no me interesa intentar memorizar nada de esto.  El olvido me viene aplastando desde el principio de esta conversación, desde que ella pidió de comer. Lo demás, toda esta absurda plática, es un incapacidad mía por querer alargar un poco de ruido a mi vida. Lo siento. Siento cómo me acerco al silencio y se siente bien. Se siente bien no poder recordar una mierda, ser una cinta sin fotogramas. Un negro constante, un ente y ya. ¿Qué fue lo primero que dijo cuándo se sentó a platicar? Lo más seguro es que haya sido una mentira, una mentira que ninguno de los dos cree. Esas mentiras que no irritan a nadie, pero que tampoco fructifican en la temporalidad de las relaciones. Cómo cuando un padre le miente a su hijo sobre la existencia de Santa Claus y llega el inevitable momento en el que ninguno de los dos puede creer en esa mentira, pero a pesar de eso, ambos se empeñan en perpetuar el engaño para poder saciar la felicidad del prójimo. La única diferencia es que en nuestro caso no se trata del gordo navideño. Ni de perpetuar una falsa felicidad. No, nosotros no queremos saciar nada, sino herirnos. Enterrarnos máscaras las hechas de cristal roto en la punta de los dedos, para después no poder tocarnos, para insensibilizar el tacto. Ese es el único fin de todo esto, el dolor. Subsistir de calumnias hasta que llegue el plato fuerte. ¿Qué ordenamos para comer?

*

Sólo un estúpido como él podría intentar amenazarme. Cualquier otro ser con un mínimo de inteligencia me hubiera dejado desde hace tiempo. Bebo un trago más del vaso de agua y me levanto de la mesa. –Siempre lo supiste. Está bien. Ahora, ¿Qué propones?-. Pedazo de mierda, debí haber agregado. Porque yo propongo que te mueras imbécil. Que te pudras en el puto infierno y que no vuelvas a sacar la cara de ahí hasta que se te deforme en el maldito castigo del fuego eterno… propongo que me devuelvas todo mi tiempo y mi dinero y mi virginidad y a toda la hilera de hombres que dejé pasar por un pendejo pocos huevos como tú. Propongo eso. Que dejes de poner tu cara de puta condescendencia y me odies de verdad. Que entiendas que lo hice con mala fe, porque no soportaba tus uñas largas, ni la forma en la que te rasurabas, ni tu camisa de cuadros que siempre usabas los domingos, pinche camisa de cuadros que de sólo pensar en ella me causa diarrea. Debería haberte asfixiado con esa pinche camisa mientras te dormías en lugar de estarte dando explicaciones. Te propongo que entiendas que no te acompañé el día del velorio de tu madre, no por falta de tiempo sino porque simplemente no me interesó. Porque espero de todo corazón que no descanse en paz la pinche vieja entrometida esa, que se retuerza en sus huesos y que sepa bien desde la otra vida que sigues conmigo. Ojalá propongas algo que valga la pena, porque con esta cara espero que entiendas que siempre odié a tu familia entera, porque aborrecía que tus hermanos se me quedaran viendo las nalgas, sobre todo al caliente de Andrés que sufre un retraso mental, por cierto ¿Qué chingados con ese pinche tonto? En lugar de fingir que no pasa nada con él, tus tías gordas deberían de internarlo en centro psiquiátrico en lugar vestirlo cómo…como tú… pero que podíamos esperar de un familia así, si tú eras el consentido, el pinche escuincle mimado con camisa de cuadros que vestían igual que a su hermano deficiente, dos cabrones con retraso que lo único que sabían era ser un melómanos machos de mierda. Por cierto ¿Cómo te explico cuanto me vale verga tu selección de discos de los Stone Roses y el tamaño de tu…? Deja de verme así, carajo di algo puta madre

-No vas a decir nada… ¿en serio?

*

Levanto la voz y finjo interés. Burlándome de sus explicaciones y con tono sarcástico le explico que en realidad no me importa lo que haga o deje de hacer. Que no tiene sentido seguir hablando, que no la quiero recordar así, discutiendo puntos vanos, que no me ha hecho daño, que si quiere mi perdón, lo tiene, pero que ni siquiera sé que es verdad y que no en toda esta historia, así que mis recuerdos podrían ser, sin problema alguno olvidos y viceversa. Le doy a entender que la fe, es lo único que nos hace construir nuestro pasado. Le digo- Si mis recuerdos están construidos a base de mentiras, porque habría obstinarme en mantener una memoria falsa ocupando el espacio de mi cerebro. Prefiero que la ausencia del olvido llene mi CPU mental, en lugar de tener un montón de escenas ficticias-.  Le explico que no se trata de despecho, ni indiferencia, ni mucho menos de un castigo. Le explico que de ahora en adelante, ella no existe para mí, más bien que nunca existió y que si estoy aquí, escuchándola con atención es porque ella pidió hablar conmigo para mentirme, supongo. Y que yo amablemente accedí a estar aquí, escuchándola con esta falsa cordialidad, supongo.

*

Habla imbécil, habla, desahógate con ganas. No me hables de olvidos y de existencias. Miéntame la madre. Dime que no me lo vas a perdonar nunca. Que soy la cicatriz más culera que has tenido. ¿Qué chingados te pasa? Te mentí en  la cara, para lastimarte, para que sientas algo por primera vez en tu preservativa vida. Para que llores, no para que te justifiques en tu mamadera filosófica. Yo te odio, te aborrezco, nunca te voy olvidar por eso. Porque puedo enlistarte la lista de cosas abominables de tu persona, como tu diente chiquito que te sale del paladar o como la forma en la que pronuncias la erre. Puedo generar un mapa mental de las formas en las que te pude haber asesinado o torturado. Cómo cuando te bañabas. Te podría haber empujado para que chocaras con las esquina de la regadera y te desangraras con la  con el agua que caía a chorros. O la clásica mejor, la de la tina y la secadora de pelo. O porque no con el veneno de ratas y tu sándwich matutino que te pude haber preparado para que te retorcieras noches enteras mientras te consentía y te decía que no iba pasar nada, mientras tu estómago se pudría a la par de mi corazón. Pero no, no, no carajo, no, sigues hablando de olvidos y de mierdas y que si no existo o que si tu eres una cinta negra. ¿Qué si las mentiras crean falsos recuerdos? Claro que no pendejo. Para empezar, todos tus recuerdos van a ser una mentira siempre imbécil. ¿o que? ¿en verdad me puedes probar que todo tu pasado esta respaldado en hechos factibles? ¿por fotos? pfff..porfavor, y para terminar con toda esto, te advierto que sí existo cabrón, que  estoy aquí, en frente de ti, odiándote y por más que tu neutralidad no se quiebre, por más que no haya motivo que te rompa el ánimo, yo sí te voy a romper la madre, te voy a deformar, porque te odio, te odio hasta mi última muela, porque nunca te importó nada, porque siempre fuiste un plano sin gráficas sobresalientes y eso si que no, que mi vida la hayas vuelto un cinta llena de recuerdos vacíos, sin chiste, sin chispa, sin nada, eso sí te lo voy hacer pagar hasta el último instante de mi vida.

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s