Prosa Poética: Fin de Semana en Nunca Jamás.

Fin de semana en Nunca Jamás.

Para Yuri Negri Richopo Goulart D´avila,

 nuevo viejo amigo,

cane maledetto, 

loco insaciable

protagonista de tantas imágenes “absurdas” de este mundo que los intelectuales tachan de “racional”.

Escrito por: Rasé.

Fotografía: Nan Goldin.

Imagen

Mr. G, dice  -Llega la hora, en toda vida humana, de colocar la ropa en el cuarto de lavado.- De limpiar la habitación, remover sus muebles & sacudirlos. De lavar los trastes que están amontonados en el lavamanos  & pulirlos. De Mover los cables de la televisión & amarrar sus nudos para no tropezar al caminar  o en todo caso desamarrarlos para obtener señal clara de sus transmisiones.

                          Todos dicen que llega la hora

                                                        De colocar la ropa en el cuarto de lavado.

De oler las esquinas de las axilas de las playeras &  dejar de voltear lo calcetines percudidos al lado menos hediondo.

De planchar al menos ¼  de la de la tela de tus camisas (si tienes).

De saber para qué sirve en verdad la plata & dejar de comer pizzas 1 lunes por la noche.

Todos dicen que llega la hora

De saber que es domingo & que hay que descansar. 

                                                                                                       ¿Eternamente?

& Por otro lado, en Nunca Jamás

                                                               Los  niños perdidos sudan cuando sueñan con Dios. ¿Por qué sueñan con Dios?

¿Con sus padres pecadores?

¿Con las manzanas & las serpientes?

& En su tronco fortaleza paraíso:

Se les va la vida con besos imposibles que servirían de modelo perfecto para 1 retrato de de Gustav Klimt. & Se tiran en el piso & lloran cuando bostezan admirados por los esqueletos de los grandes edificios/ catedrales estáticas, en contraste con la nubes nómadas & se preguntan los unos a los otros ¿Cuándo tiempo llevamos aquí? & muchos no saben que contestar y se responden – 1 ETERNIDAD- & es cuando Peter Pan Gaviotas Polvo les susurra entre la luz de 1 ventana- ¡Estás ahora mismo & en ningún lugar! ¡Corre niño perdido!–  & entonces corren & ahuyentan  a las ratas voladoras & cacarean con ellas: ¡cucurucucú!- rumbo al crepúsculo de la muerte, se van aullando, levitando despertando constantemente sin jamás irse a dormir.

                                                                                                           ¿Eternamente?

& ¡Qué calor!

Estas mandíbulas trabadas & estos ritmos atroces/ me tragan.

Estos floreros magnéticos me absorben / me tragan.

Estos jardines sonrientes me engañan / me tragan.

& Campanita besa a Peter, lo sofoca & Wendy no lo pela, ni siquiera lo toca.

                                                                                                                             & Algo huele mal, a plástico quemado en la parte baja del edifico.

& esta vez el bellboy no se va a sentar contigo en la calle  a fumar un cigarro, sino  va advertirte que

-Mr. G dice que hoy es domingo & hay que descansar.-

& Nunca Jamás tiembla.

Se declara en estado de alerta.

Toque de queda.

Ley seca.

¡1, 2, 3 ¡Declaro la guerra en contra de….!-. Grita 1 niño perdido con 1 bomba molotov en la mano.

& la plaza central de nuestros sueños más utópicos se llena & la expectación es como EL ÚTLIMO penal en la cascarita del llano:

Más, si hoy,- dice Peter Pan Gaviotas Polvo, con las espadas desenvainadas en posición de ataque-  más, si hoy al despertar

Al extender la sábana blanca de tú cama,

Llegaras a encontrar

 al mundo debajo de ella

& escucharas las voces de todos;

                               (Como cuando, aquella ocasión voló 1 parvada de palomas)

& sonaron las viejas canciones de mis amigos muertos en el recuerdo del ayer.

& el polvo los acompañó, a ellos &  a las palomas

& en ese mismo polvo volaron más niños que aves.

& al terminar todo ese espectáculo

Sucediera como sucedió conmigo &

 Observaras que 1 de ellas estaba muerta / descuartizada, sola.

                                                                                                                               ¡La paloma!

Jugarías, como lo hicimos nosotros que….

                                                                                                                         Jugamos futbol con ella, muerta.

                                                                                                                               ¡La paloma!

La pateamos & sus sesos volaron, como los niños & el polvo.

(¡¡¡¡-Peter Pan Gaviotas Polvo-!!!!)

¡Dale Oh!- gritan.

¡Dale! ¡Dale Oh!- las masas.

¡Dale Oh Peter Pan!- Corean.

& Mr. G se hace 1 nudo en el estómago grita ¡Nein! ¡Nein! ¡Nein! En alemán.

& Es que la vida –cliché-, la vida es tan maravillosa, a veces, que da miedo vivirla

Solo cuando, la eternidad le dice ¡fuchi! hágase paya!  A los pensamientos de muerte & el escalofrío te recorre, te penetra, te deshace, te susurra la canción que se escucha como:

El silencio de cacería del cocodrilo TIC TOC en 1 solo milisegundo.

Es domingo- dijo Mr. G

                                                     &  nosotros nos fuimos corriendo en el mismo callejón solitario, riéndonos con los brazos de la brújula hechos 1 muñón, lanzando dados & cuchillos al cielo, tarareando canciones de Raúl Seixas bajo la sombra de su disco volador, mientras alguien nos decía -Es domingo, hay que lavar ropa, remover los muebles, pulir los trastes, amarrar los cables, reafirmar lo miedos,  ser serios ¡maldita sea!  ¡SER SERIOS!

& nosotros sin playeras como los perros románticos que somos, nos arrastramos retorciéndonos en el piso a carcajadas.

Y el viento y Mr. G se amarraban el cinturón & se quejaban gritándonos- ¡Maduren! pinche escuincles mocosos.-

& esa misma noche (la noche del árbol triste) sin saberlos nosotros:

                                  Peter Pan Gaviotas Polvo & sus niños perdidos se colgarían con 1 montón de corbatas, en fila india en todos los árboles de la ciudad.

Protestando con playeras oaxaqueñas ¡Abajo los muros del mundo! ¡Viva Palestina & Latinoamérica! ¡Viva Armenia! ¡Viva Bangladesh! ¡Viva Somalia ¡Viva la maldita favela internacional!

& nosotros dudosos, nos iríamos riendo (con esa risa nerviosa), imanados por el alba, en esta avenida larga, rumbo a nuestro cielo de ángeles con faldas de latex & nubes de unicel que chillan & chillan  & chillan:

                                                                                – paloma muerta.-

 

Así que

No digas adiós- cliché- di hasta luego.

No digas me voy -cliché- di hasta la victoria siempre.

                                   Deja caer tu cuerpo aspirina en la efervescencia del presente indeciso.

Como los niños perdidos, en sus bicicletas, esperando la primera bomba caer.

¿Cuándo comenzará todo a acabar?

Es domingo- dijo Mr. G.

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s