Poesía. Es natural tener miedo.

Es natural tener miedo.

Escrito por Rasé.

Fotografía: Nan Goldin

Pero 1 aún ve la vida,

digna de un tatuaje hecho a mano

aunque por ahora pose para 1 fotógrafo invisible,

que puede ser el mismo clima que arde.

nan goldin (057)Mario Santiago.

 

 

 

 

 

 

Algún día te encontraré

(Como te encontré aquella vez)

¿Todavía recuerdas?

& te desearé con esta esta cabeza pervertida & con estos labios –Chinga tu madre– te besaré hasta el cansancio & cada pestañeo será 1 electroshock:

                                           1 nueva escena / con diversos escenarios.

                                           1 rollo fílmico / de inagotable cinta.

& tararearemos canciones de Pink Floyd, de Harrison o quizá de Nina Simone & caminaremos Viena

Viena amarilla & verde.

Viena en verano pero sin sol.

Viena con viento borrascoso.

                                   & te pondrás tu abrigo & yo me pondré el mío

& nos abrazaremos en 1 silla / eléctrica.

Te besaré.

Dirás- Me mordiste los labios.

Dirás- Me gustas mucho.

Dirás- No entiendo porque.

& yo no responderé / caminaremos.

Pasarán las horas & con ellas sus cánceres.

Sus infortunios. Sus Cambios de horario.

 

 

& Tú

Preguntarás: ¿Tienes hambre?

Preguntarás: ¿Quieres fumar?

Preguntarás: ¿No tienes frío?

& yo no responderé / caminaremos.

                                   (Solo caminaremos)

& también tomaremos fotografías –En blanco & negro-

Fotografías que

Con suerte, si la fama me congratula con aplausos

& los museos aprueban mis infamias

Llegarán a la posteridad

                                                     ¿10? ¿30? ¿50 años? (si bien me va)

& luego solo habrá polvo & Viena & París & algún cuadro triste de Chagall quizá

O 1 estatua de bronce de

                                 1 caballero monarca & su caballo

& yo te platicaré de todo esto mientras fumo del cigarro que me ofreciste (porque sabrás de antemano que yo no cargo con cajetillas)

& te temblaran las manos, al igual que a mí & no sabremos porque.

Preguntarás- ¿Por qué?

¿Parkinson de tanto amar?

¿La misma nicotina a la que seremos siempre adictos?

& Pensaremos.

Nos recostaremos.

Te pediré tu mano.

                               Diré- Toca mi pecho.

                               Diré- Toma mi presión cardíaca.

                               Diré- Soy hipocondríaco.

& luego reiremos / escupiremos perlas.

O quizás NO.

                               Quizás.

Dirás- Adiós, yo no cuido enfermos.

Dirás- Eres un exagerado.

Dirás- Fernando, vas a morir pronto.

& yo te diré- toca madera mujer.

& no habrá madera porque todo será de otra textura

Textura de sueños

& toda la ciudad estará ardiendo en llamas (Que es lo mismo que estar soñando)

Nos sumergiremos. / quemados.

& te diré- Abre los ojos.

Diré- Quítate los gogles; estas llamas no hacen tanto daño como el cloro de las piscinas.

& nuestros cuerpos cruzaran los muros, como lo hacen nuestras cabezas con los espejos cuando nos vamos de viaje a otras dimensiones & todo será:

1 pradera de:

                       Hologramas virtuales creados por nosotros.

1 catedral de:

                       Bellas apofenias que solo nosotros entendemos.

& No tendremos hijos, a pesar de que seremos una hermosa familia;

Seremos

                                       hijos de la luna, girando (¿flotando?)

Como cantaba aquella banda de maricas españoles.

& pestañaremos de vez en cuando / inevitablemente / 1 & otra & otra vez.

& cada pestañeo será 1 milisegundo sin vernos

1 electroshock angustioso hasta la última vertebra

1 segundo de oscuridad

                      & luego tú apareces

                     & luego el segundo negro

                     & luego tú otra vez

& me mirarás con tu ojos grandes & melancólicos, como si muy dentro de ellos supieras como las cosas acabarán entre nosotros

& yo te propondré ir al cine o a tomar una taza de té

& tu poco convencida aceptarás

o dirás- estoy cansada.

o gritarás- ¡despierta!

& yo seguiré ahí, con mis manos sudadas como brillantina

Brillantina que, confundirás con estrellas,

& dirás- gracias, no hacía falta que las trajeras.

Dirás- límpiate las manos.

Dirás- no tienes por qué estar nervioso; Estas cosas pasan.

& mis muslos comenzarán a balancearse como los edificios cuando tiembla en la Ciudad de México

& mi estabilidad será 1 incógnita

1 regla de 3.

                                                                      

& te diré- Estoy agotado.

Diré- Toca mi pecho.

& tú dirás: VUELA

Dirás- Léeme un poema en voz alta

                                                         1 de Cernuda o de Huerta.

& Yo te diré- Sólo se leer los míos

Dirás- Eres un pretencioso.

Dirás- No tienes madre Fernando.

Dirás- Órale, no hay bronca ponte a leer poeta necio.

& entonces me levantaré de la mesa, o del patio o de la banca & me dirigiré al jardín más próximo a arrancar una rosa o una bugambilia o una margarita  o una manzana & te diré

(No sé porque diré eso.)

& entonces la tomarás & se la darás a los cuervos, para que cortejen a alguna paloma & se atraigan mutuamente & se besen los picos & se hagan el amor hasta el cansancio / hasta que se desvistan / se desplumen / pelones & así, con sus plumas armaremos nuestras alas, para ahora sí de 1 vez por todas despegar:

& Volar: curucucú.

             Atentar: curucucú.

                            Contra los fuegos artificiales: curucucú.

Con los oídos tapados & con el corazón latiendo en la 5 yemas de los dedos,

Al momento que nuestras cabezas son 1 jeep del 50, conducido por el esquizofrénico automovilista que lleva por nombre –Conciencia blanca.-

Malabareando en el trapecio de la realidad & el deseo

Balanceándonos en su listón de equilibrio

Recorriendo con patinetas, los anillos circulares de Saturno

Con un estéreo en la espalda: ladrando Hip Hop

                                                     Manoseando / ladrando Rap callejero

Como negros rabiosos con espuma en la boca

Desastrosos / sucios

                 de forma que

Ni la chava más “open mind” de la high, nos aceptaría.

& así haremos el amor / que es lo mismo que la poesía

(o viceversa)

Caminando como dijo Ginsberg, hasta que nos sangren los pies con nuestras chanclas de pata de gallo.

& así haremos poesía / que es lo mismo que el amor

Con nuestros cuerpos hechos 1 galletita china, desplegando fortuna en cada rasguño

–uyuyuy.-

& yo podré gritarle a los 4 vientos:

¡Por ti poesía! doy la mitad de mi conejito de chocolate (sin albur)

¡Por ti poesía! Me dejo aventar los cables de la secadora a la tina de agua hirviente.

¡Por ti poesía! Mi paisaje de 4 árboles & sus flores marchitas

& los violines chillones & los trombones& los clarinetes & sus manos sacando chispas como aquel retrato de Oppenheimer.

Por ti poesía, mi cuerpo hoy parece ser 1 boceto huesudo dibujado de tobillo a costilla por Egon Schiele

& esta bien, no me quejo.

                                                               & Solo así, de esta manera tan

                                                     ¿Violenta?

mis versos mejoraran

O quizá así, ya no habrá que sufrir este maldito padecimiento de escribir

               Porque por primera vez (o segunda o tercera)

mi propia vida será un verso de alguien más.

¿Puedes imaginar esto?

& a ti no te importará

Dirás: ¡Escribe!

Dirás: ¡Escribe de mí!

& yo te diré: no puedo, se me acabaron las palabras

& entonces dirás

                                                   ¡Compra 1maldito diccionario poeta barato!

O ¡Inventa nuevas palabras poeta barato!

O ¡Aprende otros idiomas!

(Repetirás: poeta barato)

& Yo quizá aprenda alemán

O esta vez bien el francés

& compraré 1 cuaderno & en vez de versos te dibujaré

& tu rostro será 1 circulo, con dos puntos como ojos

& una curva como sonrisa

                                                                                   (Estarás sonriendo)

Dirás

Vamos al hotel

O

Vamos al museo

O

Vamos a la casa (si es que tenemos una)

E iremos al hotel

                   Pero no haremos el amor, te quedarás dormida / soñando.

E iremos al museo

                               & me preguntarás que hubiera preferido

                                         ¿Nacer con un rostro pintado por Picasso o un rostro de Bacon?

& No iremos a la casa (porque no tenemos una)

& entonces te temblara la mandíbula

& escucharé tus dientes sonar como la cuenta regresiva de 1 bomba

& me dirás: tengo frío.

Diré-Sé que tienes frío, dime algo que yo no sepa.

& entonces comenzarás hablar sobre Narcolepsia, sobre Artaxia, sobre sus relaciones

& yo no sabré que responder

& así por fin guardaremos silencio.

Nos susurraremos al oído en comunión:

                                           fue 1 gran día, no quiero que se acabe

& después de todo esto, podré besarte en la frente

Te confesaré- Tengo miedo.

Diré- Estoy al borde de la locura.

Diré- Estoy viendo las fuentes de los jardines de color morado,

Estoy agitando mi pene más de lo debido al mear.

Mis dientes se están separando.

Tengo hambre & acabo de comer.

Las plantas no crujen cuando las piso.

La poesía es la única aceptación social que me queda, después de esto

Solo quedan manicomios & camisas de fuerza.

Diré- Espero que esta locura valga la pena de algo.

                               & reclinarás tu mano en mi pecho (como te lo había pedido) & dirás-

Tranquilo, es normal tener miedo, cuéntame algo más bonito.

& te platicaré de todas mi odiseas & de todos los héroes que hay en ellas,

Desde lo que se teñían el cabello de amarillo,

Hasta los que confundía la gente con Jesucristo.

Hablaré de mis libretas de apuntes & de sus cintas elásticas que al cerrarlas sonaban como tangas azotando culos inimaginables; del día caminé solo por Viena & Mario Santiago hizo posesión de su alma en mi cuerpo & de cuando me senté & me arrodille ante la puertas del parlamento & me puse a llorar pensando que 1 día todo eso se parecería a lo que hoy es el Partenón en Grecia & que nadie, ni nada ( por más bello que sea) nada se quedará aquí & que todo 1 buen día, cuando menos lo esperemos, volverá a ser

1 página en blanco / solo eso.

1 silencio más allá de cualquier espacio vacuo que conozcas.

& me preguntarás:

¿Qué vamos hacer con todas estas ciudades que construimos?

¿Con sus dialectos & sus mapas? ¿Todo a la trituradora?

¿Eternamente páginas en blanco?

¿Cómo guardo esto rostros para siempre?

¿Estas imágenes?

¿Cómo les digo que las quiero tanto?

& yo no responderé / caminaremos.

                                   (Solo caminaremos)

Diré, fumando de mi cigarro:

                 Nos vemos aquí mañana, a tal hora / en tal puesta del sol.

& solo por esta ocasión,

Solo por esta ocasión

Solo por esta maldita ocasión

                                   el tiempo irrumpirá solo para preguntarnos:

                     ¿En verdad crees que después de este atardecer el sol saldrá mañana?

 

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s